Nueve estremecedoras evidencias físicas de que existe la reencarnación

reencarnacion01

Además de que la reencarnación se menciona en algunas religiones, se han registrado casos que hacen suponer que un alma podría haber pasado a un cuerpo nuevo.
Las historias seleccionadas por el portal ‘ListVerse’ y presentadas a continuación, aunque carezcan de escrutinio científico, muestran signos que podrían generar dudas incluso entre los más escépticos.
Antojos
En algunas partes de Asia, cuando muere una persona, sus familiares le ponen una marca sobre el cuerpo -frecuentemente usando hollín- con la esperanza de que su alma se reencarne en la misma familia. Se dice que la marca se convierte en este caso en una mancha de nacimiento en un bebé que nacerá después.
‘The  Journal of Scientific Exploration’ menciona varios casos de bebés nacidos con manchas correspondientes a las marcas dejadas sobre los cuerpos de sus familiares muertos, entre ellos está el caso de un bebé birmano, que a los dos años también llamó a su abuela de manera peculiar, igual que su difunto marido.
Bebé nacido con balazos
Ian Stevenson, un profesor de Psiquiatría de la Universidad de Virginia, se centró en el estudio de los defectos de nacimiento formados por causas desconocidas.
Uno de esos casos fue el de un bebé turco que, al parecer, llevaba vestigios de la vida de un hombre asesinado con una escopeta de un tiro en la parte derecha de la cabeza. El niño nació con una oreja deformada y la parte derecha facial subdesarrollada, defectos registrados en uno de cada 6.000 y en uno de cada 3.500 bebés respectivamente.
Paciente que ‘mató’ a su hijo y ‘se casó’ con él
Brian Weiss, un psiquiatra de Miami, contó en su libro el caso de una paciente llamada Diane, quien al ser sometida a la hipnosis se recordó como una joven colona norteamericana durante el conflicto con los indígenas. Relató que se ocultaba con su bebé de la persecución de los indígenas cuando ahogó a su hijo por accidente al cubrirle la boca para que con sus llantos no los delatara.
Meses después de la hipnosis, Diane, quien trabaja de enfermera, se enamoró de un paciente suyo que sufría ataques de asma y que resultó tener la misma mancha de nacimiento en forma de media luna que su bebé ‘de la vida pasada’. El doctor Weiss asegura que conoce a varias personas con asma que tienen recuerdos de ahogamiento ‘de la vida anterior’.
Reencarnado y con la misma escritura
Taranjit Singh es un niño indio que desde los dos años de edad decía que su nombre real era Satnam Singh, hijo de Jeet Singh, y que había nacido en otro pueblo a unos 60 kilómetros de su casa.
Relató que era estudiante de noveno curso cuando falleció en un accidente de tráfico, y que llevaba 30 rupias en la cartera y libros que quedaron manchados con su sangre.
Al oír esta historia tan extraña, su padre Ranjit comprobó que en el pueblo mencionado un adolescente llamado Satnam Singh sí fue atropellado por un motociclista. Ranjit se encontró con dicha familia, que le confirmó los detalles mencionados por Taranjit. El último además identificó correctamente a Satnam en las fotos de la familia Singh.
El experto forense Vikram Raj Chauhan comparó la escritura del cuarderno de notas de Satnam con la de Taranjit y las encontró semejantes.
Nacida hablando sueco
El profesor Stevenson estudió a una estadounidense de 37 años de edad, quien al someterse a la regresión parapsicológica pasó a hablar sueco.
La mujer dijo haber sido un ciudadano sueco llamado Jensen Jacoby. Su vocabulario contenía cerca de 100 palabras, pero expertos confirmaron su acento como sueco y el habla como mezclada con noruego.
Entrevistas con los familiares de la mujer excluyeron que hubiera aprendido algún idioma escandinavo.
Memorias de monasterios 
El psiquiatra californiano Adrian Finkelstein narra en su libro ‘Your Past Lives And The Healing Process’ la historia de un niño llamado Robin Hull, quien hablaba en un idioma desconocido con su madre. Un profesor de idiomas asiáticos lo identificó como un dialecto hablado en la región norteña del Tíbet.
Robin, un niño de edad preescolar, contó haber estudiado hacía muchos años en un monasterio donde aprendió este idioma.
La historia del niño llevó al profesor a viajar al Tíbet, donde encontró el monasterio descrito por Robin en la cordillera de Kunlun.
Quemaduras de un soldado japonés 
Otra investigación de Ian Stevenson incluye a una niña birmana, Ma Win Tar, nacida en 1962 y quien desde la edad de tres años pasó a identificarse con un soldado japonés capturado por birmanos, atado a un árbol y quemado vivo.
La niña tenía defectos congénitos en ambas manos: su dedo medio y anular de la mano derecha estaban entrelazados y libremente unidos al resto de la mano. Le faltaban varios dedos o tenían anillos de constricción. Su muñeca tenía depresiones similares a las dejadas por una cuerda quemada.
Cicatrices de su hermano
Kevin Christenson murió de cáncer a los dos años en 1979. Una fractura de pierna había causado metástasis y la quimioterapia había sido ejecutada a través de la incisión en la parte derecha de su cuello. Un tumor había causado que su ojo izquierdo sobresaliera y un nódulo sobre su oreja derecha.
Doce años después, la madre de Kevin, quien se había divorciado y vuelto a casar, dio a luz a Patrick, quien desde su nacimiento tenía semejanzas con su hermano difunto. Tenía una señal parecida a una incisión en el lado derecho de su cuello, donde la cánula había entrado en el cuerpo de Kevin.
Lo que es aún más extraño, tenía un nódulo en el mismo lugar donde lo había tenido Kevin. Igual que su hermano, Patrick tenía un problema con su ojo izquierdo, en el que encontrarían leucoma corneal. Cuando Patrick empezó a andar, lo hacía cojeando, aunque no había razones para ello.
De tal padre tal nieto
John McConnell fue letalmente baleado seis veces en 1992. Su hija Doreen dio a luz a un hijo, William, al cabo de cinco años. Los médicos diagnosticaron atresia pulmonar, una malformación congénita de la válvula pulmonar que impide que la sangre se bombee hacia los pulmones para que se oxigene.
El estado de William mejoró tras una serie de cirugías y tratamiento. Lo asombroso es que la patología de William reflejaba los daños que había recibido su abuelo, a quien una de las balas le entró por la espada, perforando su pulmón izquierdo y la principal arteria pulmonar de su corazón.
Un día en su afán para faltar a la escuela, William dijo a su madre: “Cuando eras una niña y yo tu padre, te comportabas mal de vez en cuando, pero nunca te golpeaba”.
Fuente: actualidad.rt.com

 

Los registros akáshicos son pura fantasía esotérica

registros-akasicos01

Reproducimos a continuación un artículo de Miguel Pastorino, docente de Ciencias de la Religión en la Universidad Católica del Uruguay (Montevideo) y miembro de la Red Iberoamericana de Estudio de las Sectas (RIES). Ha sido publicado en el blog que tiene en el portal español Religión en Libertad.

Desde hace varios años escuchamos a personas decir que asisten a “terapeutas” que les hacen “lectura de registros akáshicos”, y uno no sabe si se trata de una nueva moda psicológica, superstición, pseudociencia o son los “adivinos” de siempre con nuevas técnicas. Lo cierto es que hay un poco de todo en esta nueva pseudoterapia. Para sus defensores, estos registros existen desde la creación del mundo y fueron conocidos por las grandes civilizaciones antiguas y religiones. ¿Qué hay de cierto en ello?

Los “registros akáshicos” no tienen un origen tan antiguo como se suele escuchar, sino que son una invención moderna. Ni siquiera existe la expresión en la lengua sagrada del hinduismo, el sánscrito, de donde dicen que proviene. La expresión akasha existe, viene del sánscrito, y alude a una realidad que fue traducida como “éter”, como una especie de fluido intangible, inmaterial y sutil, que penetraba el universo y era vehículo del sonido y de la vida. Pero el neologismo “akáshico” es un invento de la teósofa británica Annie Bésant (1847-1933), discípula de Madame Blavatsky y referente mundial del esoterismo y la Sociedad Teosófica. La primera vez que tenemos noticias de esta expresión es en un libro de A. Bésant de 1897, La sabiduría antigua. Nada hay antes de esa fecha.

Los teósofos definen los registros akáshicos como una especie de memoria colectiva, de todo lo que ha acontecido desde el comienzo del tiempo. En el éter estarían almacenados todos los conocimientos del universo, y los seguidores de la Nueva Era creen y difunden esta creencia. Para ellos los “registros akáshicos” son una memoria universal de la existencia, un espacio multidimensional dónde se archivan todas las experiencias del alma, incluyendo todos los conocimientos y las experiencias de las vidas pasadas, la vida presente y las potencialidades futuras. Este sistema energético contiene todas las potencialidades que el alma posee para su evolución en esta vida y su verdadera razón de ser, el sentido de la existencia. Existe para el plano individual, planetario y universal con diferentes frecuencias vibratorias.

La misma Annie Bésant defendió que los antiguos maestros creían que existían estos registros en una realidad incorpórea, desconocida para la mayoría de la humanidad. Entre estos maestros incluyó a las grandes civilizaciones conocidas en su tiempo: druidas, caldeos, egipcios, griegos, hebreos, hindúes, mayas, árabes, persas, chinos, tibetanos y cristianos. Aunque claro está, que jamás aportó ninguna prueba histórica de ello, porque fue un invento suyo. Ninguna de esas civilizaciones se enteró de tales registros.

Según los escritos de Annie Bésant solo unos pocos pueden acceder a los registros akáshicos, y para ello se necesitan dones especiales, entre los que incluye a chamanes, médiums espiritistas o videntes. Cada uno accedería por diversos caminos, en sueño o en viajes astrales, pero siempre “saliendo del propio cuerpo”.

Es el teósofo Charles W. Leadbeater (1854-1934) quien cuenta sus experiencias personales analizando los registros del éter en la sede de la Sociedad Teosófica en la India (1910). Allí contó la historia de la Atlántida, de otras civilizaciones desaparecidas e hizo algunas predicciones para el siglo XXVII.

Luego de los escritos de Leadbeater, una larga lista de teósofos y esoteristas de Europa y Estados Unidos declararon que también podían acceder a los registros akáshicos, y comenzaron a publicar sus descubrimientos. Entre ellos se encuentran líderes de distintas sectas gnósticas y esotéricas, como Rudolf Steiner (fundador de la antroposofía), Max Heindel (fundador de los Rosacruces), Edgar Cayce, Alice Bailey (teosofía),  Samael Aun Weor (fundador de la Gnosis moderna), los ocultistas Manly P. Hall y Dion Fortune, entre otros.

Muchos videntes y pretendidos expertos en el tema, entienden que estos registros existen desde la creación del universo y fueron creados por Dios. Según sus defensores, es como una base de datos del mundo mineral, vegetal, animal y humano, incluso de fenómenos paranormales. Para ellos es un conocimiento trascendental de todas las cosas y de la vida misma.

Es interesante descubrir que las tradiciones religiosas más implicadas      -según los teósofos- son el budismo y el hinduismo. Paradójicamente ni budistas ni hinduistas aceptan estos registros, ya que no existe ninguna mención en sus textos sagrados. Como tantas cosas creídas de las religiones orientales que no son ciertas, fueron invenciones de la Sociedad Teosófica.

Obviamente a pesar del lenguaje pseudocientífico que utilizan hoy sus defensores, no tienen ninguna validez científica y es pura fantasía esotérica. En todos los libros sobre el tema, hay interminables citas de libros sagrados y de autores espirituales, incluso inexistentes, que no tienen ningún fundamento real.

En la actualidad varios psicoterapeutas que no tienen problema en mezclar sus técnicas psicológicas con pseudoterapias new age, han incorporado la “lectura de registros akáshicos” dentro de la sesión psicoterapéutica. Con acciones de este tipo, el psicólogo se vuelve aquí una especie de chamán que inicia a sus pacientes en universos paralelos y viajes por otras dimensiones.

En varios cursos y seminarios sobre el tema, uno puede observar la interminable lista de afirmaciones sin fundamento histórico o científico al respecto de tales registros, y es simplemente una creencia supersticiosa, con lenguaje pseudocientífico, que al igual que la Nueva Era, es capaz de unir de modo increíble el budismo, el espiritismo, el inconsciente colectivo de Jung, las profecías mayas, la física moderna, la magia, la Biblia y el psicoanálisis.

Fuente: Info/RIES

La secta de los raelianos proyecta construir una embajada extraterrestre en Perú

rael01

En una sala de reunión en un hotel de Miraflores (distrito de Lima, Perú), un grupo de personas hace una petición imposible: construir una embajada para los extraterrestres. Lo cuenta Fernando González-Olaechea en un artículo titulado “Se busca una embajada extraterrestre en Lima”, publicado por el diario peruano El Comercio.

Uno de los peticionarios es David Uzal, guía de los raelianos en Latinoamérica. Los raelianos son parte de una secta que se autodenomina “movimiento espiritual internacional” y que cree que los Elohim son una raza de seres de otro planeta que creó a los humanos a través de experimentos genéticos. Este movimiento fue fundado por el francés Claude Vorilhon, que se autodenominó Rael.

Uno de los objetivos máximos de los raelianos es construir una embajada para que los extraterrestres lleguen a la Tierra. Ellos consideran que Lima es el lugar idóneo para ello. “Imaginen los beneficios económicos”, explica Uzal.  Para él, el tema de fondo es el privilegio: Lima podría recibir a los Elohim en su primer contacto oficial con la Tierra después de siglos.

De Israel a Perú

La elección de Lima responde a dos motivos. El primero, mencionan los raelianos, es que el Perú es un lugar lleno de energía donde los Elohim habrían tenido influencia en la época precolombina. La segunda razón no es explícita pero sí algo obvia: están en busca de un país, cualquiera, que acepte la construcción de dicha embajada. De hecho, su primera opción fue Israel, según explican, por pedido expreso de los extraterrestres.

Los seguidores de Rael no han logrado todavía que ningún país les dé el terreno y el permiso para tener una embajada con calidad de extraterritorialidad, esto es, que legalmente ese terreno no se considere parte del territorio de la nación que lo alberga. La embajada implicaría, además, la inmunidad diplomática para quienes albergue, como Rael y otros líderes del movimiento.

Los raelianos no representan a país alguno. No pueden, hablan en nombre de una raza extraterrestre. “¿Pero qué relación más exterior que esta?”, dice Erich Rever, representante en el Perú de los raelianos, respecto a la solicitud para construir esta embajada que enviarán al Ministerio de Relaciones Exteriores.

La “Academia de la Felicidad”

Entre el 15 y el 22 de febrero, los raelianos del Perú (cuyo número no es certero) y de otros países se reunirán en Santa Eulalia (al este de Lima, en Huarochirí), en un retiro llamado Academia de la Felicidad, en el que compartirán las enseñanzas de su fundador.

Según expresa en un comunicado la propia secta, los raelianos invitarán a todos a sumarse a una meditación por la paz en las calles de Lima (en Miraflores) durante toda la semana, en forma previa a la reunión en Ricardo Palma para celebrar la Academia de la Felicidad, “donde los participantes recibirán las últimas enseñanzas de Rael sobre las herramientas que los Elohim nos han dado para vivir unas vidas felices y plenas de significado”.

La secta dice contar con más de 100.000 miembros en todo el mundo, aunque esta cantidad es más que discutible. “En los últimos años nuestra expansión en Sudamérica ha sido notable”, afirmó Uzal. “Como todos los pueblos que fueron colonizados, los sudamericanos están ávidos de recuperar su identidad y eso es lo que el Movimiento Raeliano trae. Las enseñanzas de los Elohim explican que todos los habitantes de la Tierra fueron diseñados en forma exclusiva por estos científicos, nuestros creadores. Los sudamericanos han sido muy queridos por los Elohim, puesto que vivieron en este continente durante mucho tiempo. Confiamos en que el gobierno de Perú estará de acuerdo en volver a darles la bienvenida, permitiéndonos construir su embajada”.

Rael, el último profeta

Aunque consideran que la humanidad no es producto de la creación divina ni la evolución, sino de un experimento científico, y que no hay Dios alguno, los seguidores de Rael dicen tener ciertos puntos en común con otros credos más conocidos y extendidos. Sostienen, por ejemplo, que Rael es el último profeta o enviado de un ser creador. Que con él acaba el ciclo de elegidos que transmiten un mensaje nuevo y redentor.

Rael asegura que lo suyo no fueron visiones, sino una conversación con un alienígena de poco más de un metro de altura en un volcán no muy lejos de la ciudad francesa de Clermont-Ferrand. “Nosotros no queremos convencer a nadie, sólo difundir el mensaje”, dice Erich Rever con una sonrisa imborrable. La sonrisa es uno de sus rasgos característicos. “Soy un tipo feliz y deseo serlo por siempre”, añade.

Aquel “por siempre” tiene un sentido amplio al tratarse de un raeliano. Una de sus premisas es que a través de la clonación se puede llegar a la inmortalidad. ¿Y qué ocurrirá si no les permiten construir la embajada? ¿Si los Elohim nunca llegan? En materia de la fe, la respuesta a ambas preguntas resulta irrelevante.

Embajada que fue presentada en Madrid

El 17 de mayo de 2014, en el hotel Tryp Atocha de Madrid, el Movimiento Raeliano presentó una maqueta de la Embajada que en aquel entonces se proponía construir en Israel para dar la bienvenida, de aquí a 2035, a los extraterrestres considerados como “los creadores de la humanidad en laboratorio y cuya presencia está relatada en todas las tradiciones creacionistas incluyendo la Biblia”, según relataban en un despacho de la agencia Europa Press.  

“Se supone que la Embajada tendría que ser construida en Israel, ya que corresponde al Tercer Templo anunciado en la tradición judía”, decía entonces el canadiense Daniel Turcotte (asistente de Rael para los asuntos relacionados a la Embajada), quien se encarga de mandar la petición oficial a los gobiernos.

“El terreno no es un problema, ya que se podría adquirir en muchos lugares del mundo, pero lo que esperamos antes de iniciar las obras es que nos atribuyan un estatuto de extraterritorialidad. Si no es Israel, podrá ser cualquier otro país que se beneficiará entonces de las importantes inversiones relacionadas con este proyecto”, añadía Turcotte, que anticipaba que bien podrían ser África o América Latina los continentes que acabaran hospedando este inédito edificio.

La presentación madrileña de la Embajada fue un anticipo a una campaña mundial que pretendía pasar por las principales capitales del mundo. “Estamos muy orgullosos de que esta operación empiece en España”, declaró Princess Loona, portavoz del Movimiento Raeliano. “Esperamos que el público vendrá numeroso y entenderá nuestra propuesta revolucionaria que conlleva un profundo mensaje de paz, de libertad y de promoción del genio humano”. El acto, sin embargo, no tuvo más eco en los medios de comunicación españoles.

Fuente: InfoRIES/Varios medios

Radio Mística deja de emitir

Lamentamos informar a tod@s nuestr@s amig@s, seguidor@s y simpatizantes, que nuestra emisora Radio Mística ha dejado de emitir, por causas totalmente ajenas a nuestra voluntad.

La razón principal de esta suspensión es que la empresa con la cual teníamos contratado el servicio de streaming, ha discontinuado dicho servicio y, desde principios de este año 2015, ha decidido no continuar ofreciéndolo.

Cabe señalar que esta suspensión es solamente temporal y que estamos viendo otras alternativas para nuestra radio.

En todo caso, pedimos disculpas a tod@s ustedes por las molestias o inconvenientes que esta suspensión les pueda ocasionar.

De antemano, muchas gracias.

Investigan en Chile a la Comunidad del Cuarto Camino, una secta acusada de diversos delitos

secta-cuarto-camino-chile

El diario La Tercera ha informado sobre una secta de Chile intervenida por la policía recientemente. Lo cuenta el redactor Felipe Díaz. Todo comenzó en octubre de 2013, cuando la Policía de Investigación (PDI) inició las indagaciones de una denuncia de abuso sexual que habría ocurrido en el interior de una comunidad que vivía bajo la modalidad de la autosustentabilidad.

Ésa fue la primera hebra que dejó al descubierto uno de los casos policiales más insólitos: a sólo 30 kilómetros de Santiago, en la comuna de Pirque, una secta –según señaló la policía– liderada por un hombre autodenominado Ellahim-rra se preparó para una supuesta batalla que se iba librar en diciembre de 2012. En esa fecha iban, de acuerdo a lo dicho por su líder, a recibir a las tropas extraterrestres que invadirían el planeta. Para esto, compraron armas, construyeron un búnker, adquirieron raciones de comida y tuvieron entrenamiento militar en la IV Región.

Ésta es la historia de la investigación reservada que, durante cerca de un año, realizó el Grupo de Análisis e Intervención Anti Sectas (Gaia), dependiente de la Bipe de la PDI, y que los detectives bautizaron como “Batalla final”.

El inspector Cristián Escobar señaló que tras recibir la primera denuncia de abuso sexual, pusieron los antecedentes en manos de la Fiscalía de Puente Alto y comenzaron a entrevistar a los miembros de la comunidad. Esto, con el objetivo de establecer la veracidad de la denuncia e interiorizarse con los orígenes y las características de este grupo.

Entre el yoga y los extraterrestres

Escobar señaló que para entender esta agrupación había que remontarse a la década de los 80, cuando G.S.D. (quien más tarde se convertiría en el líder) se inició en el entrenamiento intensivo de yoga. Para esto ingresó en la escuela de un conocido maestro de la época, junto a parte de su familia. “En el año 1985 decidió abandonar la escuela de yoga. En ese momento, decía que el maestro se había involucrado con una discípula. A él no le gustó la actitud de este líder, abandonando dichas actividades”, señaló el detective.

Escobar indicó que “posteriormente, decidió independizarse, reclutando a estudiantes en universidades prestigiosas. En esta etapa, dictaba clases de ufología, clases de yoga y de terapias de autosanación. Con el correr de los meses, G.S.D. seleccionó al grupo de sus “regalones” para realizar salidas al campo los fines de semana, indicando que era necesario para el ser humano conectar con la naturaleza. Además, organizaba a sus seguidores para que hicieran visitas a niños de escasos recursos.“Es otras de las formas que usaba de enganche”, reveló el detective.

Cuando G.S.D. ya contó con un grupo consolidado, de cerca de 20 personas, les indicó que lo ideal sería irse a vivir en comunidad. “Señalaba que el mejor lugar era Pirque y sus alrededores, diciendo que tenía similitud con el campo”, dijo el inspector Escobar. Por esta época, además, empezó a pedir que lo llamaran por el nombre de Ellahim-rra.

En busca de una nueva humanidad

En 2009 se concertó la instalación en una parcela del sector sur de Santiago, la que arrendaban. Uno de los ex integrantes de este grupo, a través de un sitio web dedicado a las experiencias en sectas, escribió que “nos comprometimos cada vez más a fondo con el proyecto para desarrollar una nueva humanidad (…). El costo de esta nueva vida fue dejar nuestras familias para irnos a vivir todos juntos en comunidad, que supuestamente nos potenciaría como agrupación. Abandonamos a nuestros amigos, familias y estudios; les entregamos nuestro esfuerzo y nuestro dinero; les entregamos nuestras vidas completas, todo por los ideales trazados por el líder.

Entre los integrantes del grupo había profesionales, tales como un doctor geriatra e ingenieros. Ellos aportaban gran parte de su sueldo para que el grupo, llamado Comunidad del Cuarto Camino, pudiera subsistir. También había estudiantes (algunos de ellos cursaban Derecho). Estos últimos, si bien no aportaban monetariamente, tenían que colaborar con la mantención del predio en que vivían.

Además, cada ciertos días tenían ceremonias en que todos debían vestir con un kimono (vestimenta típica japonesa) color blanco. Según la jerarquía que tenían dentro del grupo, se les asignaban cinturones de ciertos colores. El violeta era de iniciación; el amarillo, de respeto; el naranja, de sumisión, y el verde invitaba a despejar el ego. El líder, su mujer y sus dos hijas tenían cinturones azules: el color de los maestros.

El fin del mundo en 2012


“En el marco del pensamiento que ellos tenían, sumado al estudio del New Age, el líder hizo creer a este grupo que en diciembre de 2012 sería el fin del mundo, donde llegarían las hordas apocalípticas de índole extraterrestre, para lo cual debían defenderse y tener sus propias armas. El líder incentivó a estos muchachos a comprar armas cortopunzantes, ballestas, escopetas, gran cantidad de municiones. Compraron un contenedor, el que enterraron en la parcela y que usaban como una especie de búnker. Además, compraron combustible, velas, linternas y raciones de alimento militar”
, reveló el detective. Estas armas fueron entregadas a la policía de forma voluntaria por ex miembros del grupo el 23 de enero pasado.

Sin embargo, no bastaba equiparse para poder enfrentar a estos supuestos enemigos. También era necesario prepararse militarmente. Para esto, Ellahim-rra organizó viajes a la IV Región, en que probaba los límites a los que podían llegar sus seguidores: de acuerdo con la PDI, los hacía ponerse de pie todo el día bajo el sol, los hacía caminar por el hielo o sobrevivir toda una jornada con dos manzanas como la única alimentación. En medio de estas actividades, según la PDI, el líder habría abusado sexualmente de algunas integrantes.

Continuación tras el fracaso profético

El año 2012 fue esperado dentro del búnker. Al darse cuenta de que el año había terminado y que no había ocurrido la invasión, Ellahim-rra hizo como que nada había pasado y les indicó a sus seguidores que debían continuar los proyectos de la comunidad. Uno de estos era la mantención de un colegio que el grupo había fundado en Pirque y que recibía alumnos hasta octavo básico.

No obstante, el hecho de que no hubiera ocurrido la batalla final del año 2012 fue el inicio del fin. Entre los integrantes de la agrupación la credibilidad de G.S.D. comenzó a ser cuestionada, así como el uso que daba al dinero que aportaban los miembros y que reportaba la escuela. El corolario fue la denuncia que se presentó en su contra.

“Establecimos que había una persona que envió un correo electrónico a todos los integrantes de la secta, denunciando un abuso de carácter sexual hacia su pareja. Además, daba a conocer irregularidades en el ámbito económico que el líder ejercía sobre el grupo y que dineros destinados a actos sociales no se estaban llevando a cabo de esa forma”, dijo el policía.

Los miembros se convencieron de estos hechos y presentaron la denuncia ante la PDI.“Dentro del proceso investigativo, tenemos cuatro declaraciones como testigo protegido, donde cuentan su experiencia. Nosotros, conforme a lo narrado por la totalidad de los testigos, evacuamos el informe a la fiscalía basándonos en la existencia de los delitos de violación, abusos sexuales y apropiación indebida, señaló Escobar.

La fiscalía está analizando los antecedentes para tomar las resoluciones judiciales del caso. El líder ahora está radicado en el sur del país. Mientras tanto, los ex miembros están formando una ONG y crearon el sitio web Liberate.cl, en que orientan a las víctimas de las sectas y dan información para identificar si están en uno de estos grupos.

Fuente: RIES

Los Maestros Ascendidos: el esoterismo que crece entre los inmigrantes de EE.UU.

maestros-ascendidos

Hace unos días, la edición impresa de El Diario, uno de los medios más importantes que informan en español en Nueva York, ha publicado un artículo con el título “Nueva doctrina gana adeptos entre los latinos” refiriéndose a la Metafísica Cristiana o enseñanza de los “Maestros Ascendidos”. Lo firma su redactora Zaira Cortés.

El “mundo de la forma”, como lo define el mexicano Sergio Padilla (de 38 años), es una escuela terrenal que pule las virtudes del espíritu destinado a disfrutar de la luz más allá de la muerte, según la Enseñanza de los Maestros Ascendidos popularizada en vecindarios latinos. “No es una religión. Es un descubrimiento”, explicó Padilla, residente de El Barrio. “Es un espejo en el que Dios se muestra al mundo”.

La reencarnación, Jesucristo y las revelaciones

La doctrina, que mezcla el misticismo y la metafísica, asegura la existencia de cinco reinos: el mineral, el vegetal, el animal y el de la humanidad. El quinto sería el de los iluminados y el destino eterno del espíritu si logra ascender. De lo contrario, continuará reencarnado.

La expresión “Maestro Ascendido” se refiere a seres espiritualmente iluminados que evolucionaron de humanos ordinarios a entes de luz, inmortales y libres de la reencarnación y el karma. Según los practicantes, Jesucristo sería uno de los Maestros Ascendidos.

“No recuerdas tus vidas pasadas a menos que tu meditación sea profunda”, explicó Padilla, quien trabaja como cocinero en un restaurante japonés en Manhattan. “Yo mismo he tenido pocas revelaciones”.

Padilla, quien se define como un “facilitador”, imparte la doctrina desde hace dos años y la estudia desde hace casi una década. El facilitador sólo es un vínculo entre la enseñanza y aquellos que desean desentrañar la mística del Quinto Reino, según explica.

El siguiente nivel son los “mensajeros”, que a diferencia de los Maestros Ascendidos, son seres físicos a los que los creyentes atribuyen habilidades como la de ver el aura, recordar vidas pasadas y comunicarse con los seres espirituales, e incluso poderes de clarividencia. “Son los profetas de los profetas”, explicó Padilla. “Muy pocos sabios ocupan tal jerarquía. Ellos hablan con los Maestros y nos entregan el mensaje. Son elegidos.

Energía y falsos milagros

El mexicano asegura que la doctrina lo encaminó en la auto-sanación en 2006, después de enfermar de una infección en el oído que alcanzó la zona cerebral, poniendo en riesgo su vida. Al leer un libro de la Enseñanza de los Maestros Ascendidos que le regaló un amigo, la llamada “medicina del pensamiento” lo liberó de la “apariencia”, como la doctrina identifica a los padecimientos físicos y emocionales.“Sentí la energía fluyendo de pies a cabeza. Fue una sensación indescriptible”, dijo.

El grupo de estudio de Padilla, en las inmediaciones de la Quinta Avenida y la calle 104, en East Harlem, congrega a personas que se confiesan católicas, evangélicas y budistas, la mayoría latinos y afroamericanos. La ciudad de Los Ángeles y la de Vancouver (en Canadá), son los lugares con mayor número de seguidores de esta doctrina, que alcanza a cientos de creyentes.

La dominicana Livia Fernández (de 50 años), estudiante de Padilla, dijo que práctica la meditación de la curación y del perdón, disciplinas que le permitieron equilibrar su vida y la de sus hijos. “Muchos latinos practican la enseñanza porque no tiene límites. Nos enseña a dominar nuestra mente y a conectarla con Dios en un línea directa de energía, indicó la residente de Washington Heights. “Somos lo que pensamos y sentimos. El poder de la mente es asombroso”.

La meditación es una práctica cotidiana de los seguidores de los Maestros Ascendidos.“Es la conexión entre el mundo material, emocional, físico y etéreo”, dijo Padilla. “La concentración absoluta es primordial en la meditación. Las necesidades mundanas son irrelevantes.

La Hermandad Blanca

Los adeptos de esta corriente esotérica creen en la existencia de la Hermandad Blanca, conformada por los Maestros Ascendidos, y que tendría templos etéreos para los desencarnados (aquellos que mueren) y para los que logran desprenderse de su forma física por medio de la meditación.

Para ser un Maestro Ascendido se debe conseguir el dominio del mundo físico, emocional y mental, lo que frenaría el ciclo de la reencarnación (Samsara). La meditación sirve a este propósito.

Los creyentes aseguran que los Maestros Ascendidos encaminarían el renacimiento según el karma en las vidas pasadas. Por ejemplo, el maestro ascendido el conde de Saint Germain, uno de los seres iluminados más influyentes en la doctrina, sería la encarnación del profeta Samuel, pero habría vivido unas 40 vidas antes de ascender, entre ellas la del escritor William Shakespeare.

“Saint Germain es un maestro ascendido que cubre la tierra con su presencia y su conocimiento divino adquirido en sus reencarnaciones en diversas épocas”, dijo Livia Fernández, una maestra sustituta. “Su enseñanza nos dicta cuidar nuestros pensamientos y acciones para lograr un entorno armonioso”. Según los practicantes, Saint Germain fundamenta su enseñanza en el Yo Soy, una filosofía que conduce a la iluminación y a la ascensión, y se refiere al dominio de la conciencia interna.

¿Qué decir a todo esto?

Esta corriente esotérica y los grupos que comparten estas doctrinas se enmarcan en la Nueva Era. Como señala el documento de la Conferencia de Obispos Católicos de Filipinas sobre la Nueva Era (año 2004), una de las creencias fundamentales de la Nueva Era es que “hay ‘maestros’ invisibles, llamados a veces ‘maestros ascendidos’, que se comunican con las personas que ya han alcanzado la nueva conciencia, y les enseñan los secretos del cosmos”.

Otro documento eclesial, de la Comisión Teológica Irlandesa (año 1994), refiriéndose también a los Maestros Ascendidos señala que “los meditadores acceden a ser guiados por estas entidades a través de un proceso llamado canalización (channelling), que supone convertirse en un médium, por lo cual se permiten ser asumidos por estos espíritus y ser guiados por ellos. Como puede observarse, es una forma refinada de espiritismo.

El documento irlandés recuerda que un autor, Russell Chandler, afirma que la Nueva Era “es un descenso a las tinieblas, que se produce sutilmente, de manera casi imperceptible, de modo que lo útil da paso a lo sospechoso, y lo sospechoso desciende a lo peligroso”. El movimiento de la New Age “afirma que estos maestros ascendidos pueden enseñar la sabiduría y llevarnos a la verdadera iluminación. Sin embargo, antiguos devotos como Elliot Miller y Randall Baer declaran que fueron conducidos a infestaciones de espíritus que no dudan en llamar demoníacas.

Fuente: Artículo de Luis Santamaría en RIES

Los peligros de la llamada ‘Metafísica cristiana': una confusa mezcla de gnosticismo y esoterismo

connie-mendez

1. ¿Qué es la Metafísica Cristiana de Conny Méndez?

No es una religión, pero tiene contenidos religiosos y doctrinales; no se considera institución o grupo, pero se reúnen para cursos y conferencias; dicen no tener jerarquías ni mediaciones, pero existen “facilitadores” (guías) que hacen las veces de maestros; no tienen estructura sectaria, pero sus doctrinas y practicas han dejado graves secuelas psicopatológicas en muchos adeptos a causa de las mal guiadas prácticas de meditación e invocación de “maestros ascendidos”. (Nota del Templo.- Y podemos dar testimonio fehaciente de esta afirmación, por cuanto hemos tenido que tratar y sanar a muchas personas afectadas por este falso conglomerado de creencias, incluso hemos sacado algunas del psiquiátrico).

Muchos “maestros” se han aprovechado de la ingenuidad de quienes sólo buscan afanosamente algo de “espiritualidades” novedosas. Aunque la mayoría de las veces sus practicantes persiguen fines positivos, no logran percibir al comienzo sus postulados doctrinales.

Estamos frente a una confusa mezcla gnóstica y esotérica dentro del mismo cristianismo que busca diluir la fe cristiana en un magma de confusión, relativismo, ingenuidad y desinterés con respecto al sufrimiento ajeno y a los problemas sociales. Es una anestesia general para el narcisismo religioso que busca satisfacer sus necesidades trascendentales sin mucho sacrificio, una religiosidad acorde a la lógica del mercado y del consumo.
Expresan literalmente que “no existe el pecado, ni la responsabilidad moral, todo es cuestión de evolución cósmica, de perfeccionarse hacia una nueva conciencia planetaria” (la de Acuario), hacia el “despertar” o la “iluminación”.

2. ¿Cuál es su origen? 

Esta corriente de pensamiento de carácter gnóstico-esotérico y con un lenguaje pseudocientífico, se atribuye a Conny Méndez (1898-1979), actriz y poetisa venezolana, nacida el 11 de abril de 1898 en Caracas, seguidora de Emmet Fox (difusor de una teosofía light y del “pensamiento positivo”).

Conny Méndez fundó la Gran Hermandad Saint Germain en Caracas en 1945 para agrupar a todos los estudiantes de Metafísica, fundando el movimiento de “Metafísica Cristiana” en 1946. Pero su expansión comienza en la década del 70. En su testimonio narra una experiencia pseudomística que tuvo en un viaje a Nueva York en 1939. Allí conoció una obra de Emmet Fox y estudió la “Metafisica” con la secta gnóstica “Iglesia Universal y Triunfante”. Su primer libro de metafísica fue “Piensa lo bueno y se te dará” (1961).

Del mismo modo que otras tradiciones esotéricas como la teosofía, los rosacruces y otros grupos gnóstico-esotéricos, la Metafísica Cristiana busca fundamentar sus orígenes históricos en presupuestos inexistentes que sólo pueden ubicarse en la literatura fantástica, a saber, “los 42 volúmenes sobre cosmogonía, geometría, astrología, numerología, cábala, tarot, etc. escritos por Enoc, un bisnieto de Caín; quien habría vivido 4542 años después de Adán”; y dicen que “la Iglesia borró su nombre de la Sagrada Escritura”; pero se habla de él en el Génesis 5,18-24.

3. Aspectos doctrinales

Para Conny Mendez y sus discípulos nos encontramos caminando hacia una nueva era (Acuario), y como toda época, es regida y guiada por un “Maestro ascendido o Avatar” -guías invisibles que enseñan a la humanidad doctrinas secretas-. El superior es el Conde de Saint Germain quien rige la nueva era. El supera a los anteriores entre los que se encuentra Jesucristo (Avatar de la Era de Piscis), y Jesús es reducido a un simple “maestro ascendido”. Como todo movimiento surgido del pensamiento New Age, mezcla ocultismo, esoterismo, gnosticismo, reencarnación, física cuántica, terapias alternativas, psicología, Biblia, religiones orientales, pensamiento positivo, control mental, un poco de cristianismo light y deformado, junto a infinidad de dioses hindúes, arcángeles, dioses vikingos, rayos de colores, seres de otras galaxias, y divinidades mesopotámicas, egipcias y asirias. Todo revuelto en una mezcla difícil de digerir por el sentido común, y menos por un cristiano medianamente formado en su fe.

Su doctrina tiene el carácter gnóstico de autosalvación por un conocimiento superior y reservado a los iniciados en Metafísica. Ningún Dios te salva, cada uno se salva descubriendo al gran “Yo Soy” que hay en él: la conciencia crística. En sencillas palabras: Dios es parte de mi, yo soy parte de Dios y finalmente “yo soy Dios”.

Rechaza el concepto de Dios personal y la divinidad de Cristo, con un claro panteísmo (todo es Dios), Dios no es aquí una persona, sino una especie de “energía”.

Esta idea puede verse claramente en un escrito de Conny Méndez: “Yo acepto ahora la verdad de que poseo un Ser Divino, Glorioso, que en este momento está desarrollando y trayendo a mi vida y a mis sentidos la realización de mi propia divinidad… Las expresiones de Dios son infinitas. Tu y yo somos sólo dos de esas expresiones infinitas…”

4. ¿Quién es Jesús para los “Metafísicos”?

Cada uno es el propio salvador y se acepta como dogma infalible la reencarnación. Se diviniza al hombre, haciéndole una parte de Dios y sobre todo interpretan la Biblia de una forma bastante extraña a toda la tradición judeocristiana. Incluso a la persona de Jesucristo la separan como si el Jesús histórico fuera una cosa, y el “Cristo” una realidad aparte (analogía con los avatares hindúes).

Todas estas cuestiones doctrinales opuestas a la fe cristiana pasan inadvertidas al lector que se pierde en el empalagoso lenguaje afectivo de estos textos.

Creen en una infinidad de jerarquías espirituales y seres que se comunican con nosotros, donde incluyen a Jesús, todo el santoral católico y una larga lista de nombres que invocan en sus oraciones como: Lady Nada, Myriam, Arcangelina Rafaela, Serapis Bei, Maha Cohan, Pitágoras, Hércules, Palas Atenea, Odín, y un sin fin de nombres mitológicos y otros inventados por ellos.

Creen que tanto lo bueno, como lo malo, se origina desde nuestra mente; que a su vez, es la mente impersonal de Dios, y así cada uno debe ocuparse de su mente y no del prójimo.

5. ¿Quién fue realmente el Conde de Saint Germain? 

Más allá de las ingenuidades que se pueden leer sobre este personaje en la literatura fantástica del esoterismo new age y sus “Metafísicos”, el Conde de Saint Germain era en realidad un aventurero, alquimista, ocultista y charlatán que estuvo en la corte de Luis XVI en Francia. Criticado por historiadores como un engañador de primera. Su figura reaparece en los escritos ocultistas de siglos posteriores, y como no podía ser la excepción, la New Age lo canoniza hoy como a tantos personajes extraños de la historia de dudosa reputación.

A fines del siglo XIX la fundadora de la Sociedad Teosófica, H.P. Blavatsky y sus seguidores anunciaron que dentro de su panteón de maestros se encontraba Saint Germain junto a Cristo, Buda, Christian Rosencreutz, Cagliostro, Francis Bacon y otros. Con el tiempo varias sectas y grupos ocultistas lo revivirán en sus discursos como gran instructor o Maestro invisible.

6. Sincretismo y relativización del cristianismo

La Metafísica Cristiana sostiene la doble pertenencia o su compatibilidad con cualquier religión, etc. Pero, de hecho, se considera superior a las religiones tradicionales, también al cristianismo.

Muchos de los asistentes son fieles de distintas parroquias y cuando se les pregunta qué es la Metafísica, responden: “Esto es un plus a la religión, es un nivel superior”. Porque no se opone claramente al cristianismo, sino que pretende asimilarlo como un escalón inferior en la superación espiritual de esta “Nueva Era”.

El especialista venezolano M. Ganuza escribe: “La metafísica de Conny Mendez ejerce una poderosa influencia en nuestra clase media venezolana, sobre todo en el gremio femenino… es un movimiento criollizado del movimiento mentalista; su doctrina, con ciertos influjos gnósticos, niega la realidad de la materia, el pecado, la materialidad del hombre, la divinidad de Cristo, profesa la reencarnación, y desprecia todas las iglesias cristianas, en particular la católica”.

7. Sectarismo sin salir de casa.

Al creerse por encima de los demás, en un “nivel de conciencia superior”, no discuten ni dialogan, simplemente interpretan todo cuestionamiento como una falta de “conciencia espiritual”. Todo cuestionamiento o intento de diálogo doctrinal es visto como una falta de espiritualidad, y no hay lugar posible para la discusión. 

La invitación permanente en todos sus libros es a cambiar la mentalidad y las creencias anteriormente recibidas, para entrar en un nuevo “despertar” espiritual y a vivir en un nivel espiritual superior respecto de los “pobres ignorantes” que viven dentro de las religiones establecidas.

Su doctrina se presenta tolerante y relativista, sin embargo aparecen ciertos rasgos totalitarios y sectarios en el Manual del dirigente: “No se permitirán discusiones ni negaciones públicas de las Verdades asentadas. El que no las acepte puede seguir asistiendo al grupo hasta que llegue el momento de comprender (si así lo desea), pero bajo ninguna condición tendrá derecho a rebatir, discutir o negar. Al grupo se asiste a estudiar, investigar y a aprender a vivir la Verdad, jamás a discutirla o negarla” (n. 33).

8. Ya lo dijo el Apóstol

Recordemos las palabras de Apóstol Pablo: “Estén atentos, no sea que alguien los seduzca por medio de filosofías o de estériles especulaciones fundadas en tradiciones humanas o en poderes cósmicos, pero no en Cristo. Porque es en Cristo hecho hombre en quien habita la plenitud de la divinidad, y en él, que es cabeza de todo dominio y potestad, ustedes han obtenido la plenitud… Que nadie los prive del premio presumiendo de humildad o de dar culto a los ángeles; es gente que se enorgullece de lo que cree haber visto, que se vanagloria de pensamientos mundanos y que no se mantiene unida a Cristo…” (Colosenses 2, 9-10.18-19) “…vendrá el tiempo en que los hombres no soportarán la sana doctrina, sino que, llevados por sus propios deseos, se rodearán de multitud de maestros que les dirán palabras halagadoras, apartarán los oídos de la verdad y los desviarán hacia las fábulas”. (2 Timoteo 4, 3-4).

9. No dejarse confundir

Muchos de los movimientos vinculados a la Nueva Era, no solo pretenden superar al cristianismo, fagocitándolo en una ensalada doctrinal confusa y esotérica, sino mostrar que las religiones clásicas o tradicionales son un conjunto de repertorios doctrinales vacíos de toda espiritualidad. Marcando así la diferencia como verdaderos caminos místicos con apertura mental, frente al dogmatismo de las religiones.

Los cristianos se ven desafiados por estas doctrinas, porque no se presentan como contrarias a la fe, sino como un complemento superior, que termina relativizándolo progresivamente.

Una intensa vida espiritual cristiana, personal y comunitaria, y una sólida formación en la propia doctrina, son la mejor vacuna ante la confusa avalancha de doctrinas esotéricas en los libros de autoayuda.

Fuente: aleteia.org