Los niños que recuerdan sus vidas pasadas

marcas-de-nacimiento

Las marcas de nacimiento pueden ser recuerdos de vidas pasadas

Muchos niños tailandeses vienen al mundo con algo más que un pan bajo el brazo, se traen los recuerdos de sus vidas pasadas, una creencia budista arraigada sobre todo en las zonas rurales.

Como todos los niños, Nopporn Jairaew nació inocente, al menos hasta que a los dos años de edad reveló a sus padres que en su existencia anterior murió de un disparo tras entrar a robar en la casa de un vecino.

Al principio, sus progenitores se resistieron a creer al niño, que insistía incluso en que en aquella vida se llamaba Teep, porque no querían enfrentarse al mal “karma”, las retribuciones o castigos que cada uno recibe por las buenas y malas acciones.

“Para probar si Nopporn era la reencarnación de Teep, lo llevamos al médico. Entonces, descubrimos que tenía tres marcas en los mismos lugares donde el disparo había entrado y salido en la mandíbula y la cabeza”, explicó a Efe su madre, Po Jairaew.

El pequeño, que no quiso contar quién había matado a Teep, visitó finalmente a sus padres de su anterior vida, unos ancianos con canas que vivían cerca y que lo recibieron como si fuera su propio hijo.

La historia de Nopporn, que ahora tiene 22 años, fue acogida con absoluta normalidad en Khao Takro, una pequeña aldea ubicada entre campos de arroz en provincia tailandesa de Nakhon Sawan, cerca de 250 kilómetros al norte de Bangkok.

En 2006, otro vecino llamado Monkhol Jaikaew falleció a causa de un rayo cuando realizaba sus labores en el campo y, en el funeral, sus familiares le hicieron una marca en la frente y el pecho para poder reconocerlo en caso de que renaciese.

Unos años más tarde, los padres del campesino fulminado por el rayo recibieron la visita de una madre con su hijo, Bom, quien aseguraba ser la versión renacida de Monkhol.

“Me paraba por la calle y me invitaba a comer y me preguntó por los perros que tenía antes de morir”, relata a Efe sin ocultar su satisfacción Arun Jaikaew, el padre de Monkhol.

“Recordar las vidas pasada es algo normal”, afirma el progenitor, sosteniendo el retrato de su vástago fallecido frente a su hogar, un humilde chamizo de madera con un pequeño huerto donde corretean los polluelos.

Arun y su esposa, actualmente enferma, se consideran afortunados por poder volver a ver a su hijo, aunque fuera renacido en un niño de seis años, los que tiene ahora Bom.

Según los lugareños, estos niños sólo rememoran sus vidas pasadas hasta los siete u ocho años por lo general y, después, van perdiendo los recuerdos hasta que los olvidan por completo.

Así le ocurrió a Moowan, que en sus primeros años de vida se reveló a su vecina como su abuela renacida y le contó detalles personales sobre su pariente fallecida, como dónde guardaba sus vestidos y hasta detalles de sus propiedades.

Moowan, que actualmente tiene cerca de 7 años, ya no recuerda con claridad su supuesta vida pretérita, aunque mantiene una relación muy estrecha con la familia de su vecina, a los que visita regularmente y considera su segundo hogar.

Su caso llegó a salir en programas de la televisión nacional e incluso en un libro sobre los numerosos casos de renacimientos en la aldea.

Los budistas prefieren decir “renacer” a “reencarnarse”, ya que no creen en el alma.

La afluencia de casos de niños que alegan recordar sus vidas pasadas en Tailandia atrajo entre los años 1970 y 1980 a un psiquiatra estadounidense, Ian Stevenson, quien recorrió en varias ocasiones el país para catalogar testimonios.

El psiquiatra, que murió en Estados Unidos en 2007, recabó cerca de 3.000 supuestos casos de renacimientos en varios continentes y dedicó un libro a los casos que había documentado en Tailandia y Birmania: “Twelve Cases in Thailand and Burma”.

Stevenson, que con sólo 38 años llegó a ser el responsable del Departamento de Psiquiatría de la Universidad de Virginia (Estados Unidos), consideraba la reencarnación o renacimiento como la “explicación más plausible” de muchos de los casos que estudió.

En su opinión, muchos problemas fisiológicos tenían su explicación en las vidas pasadas, como la fobia al agua de las personas que, en su vida pasada, murieron ahogadas.

El psiquiatra se topó con el escepticismo y el rechazo de muchos de sus colegas, pero su tenacidad y una donación del inventor de la fotocopiadora, Chester Carlson, le permitió crear en 1967 la División de Estudios Perceptivos en la Universidad de Virginia, quizá el primer departamento de parapsicología en el mundo.

Un año antes de su muerte, Stevenson escribió un artículo titulado “Media carrera con lo paranormal” en la que instó a sus colegas a seguir investigando este campo sin importar las incomprensiones que -precisó- también padecieron en su día científicos como Galileo, Wegener o Jenner.

Fuente: Reportaje de Gaspar Ruiz-Canela en EFE

 

Kumaré: el documental sobre un joven que se hace pasar por gurú y funda una secta

Algunos segmentos de la New Age van a sufrir un shock con este documental en el que un joven norteamericano de origen hindú se disfraza de gurú y crea su propia secta. Aunque hay algunos fragmentos discutibles, sin duda que este documental se puede calificar de IMPRESCINDIBLE porque, por fin, desenmascara el mundo de la ilusión en el que viven muchos “supuestos despiertos sin ego”. Está hablado en inglés y subtitulado en portugués, pero se entiende bastante bien. (Gracias a Rafapal por permitirnos compartirlo aquí).

O’Reilly, culpable de abusos sexuales: la estrepitosa caída del cura favorito de la elite chilena

cura O'Reilly

La lectura del veredicto en su contra se llevó a cabo en una concurrida audiencia que escuchó un pormenorizado y crudo relato de cómo el ex vocero de los Legionarios de Cristo cometió los delitos. La decisión de los jueces significa también una dura derrota para el abogado Luis Hermosilla, socio y amigo personal del ex ministro del Interior Andrés Chadwick, y abogado de la UDI por el asesinato del senador Jaime Guzmán.

El Tercer Tribunal Oral en lo Penal de Santiago declaró al sacerdote John O’Reilly culpable del delito de abuso sexual reiterado contra una ex alumna del Colegio Cumbres de Las Condes, donde ejerció como asesor espiritual entre los años 2007 y 2011.

Sin embargo, fue absuelto de los delitos que se le imputaban por el caso de la hermana mayor de la víctima, también alumna del exclusivo establecimiento de la comuna de Las Condes.

Así lo establece el veredico del juicio oral que enfrentó el ex vocero de la congregación de los Legionarios de Cristo y que culminó el martes último. La lectura del veredicto se llevó  a cabo en el Centro de Justicia, durante una concurrida audiencia que escuchó un pormenorizado y crudo relato de cómo el imputado cometía los abusos contra su víctima de iniciales “J.P.H.M.”.

La sentencia se dará a conocer a las 16:00 horas del martes 11 de noviembre y la Fiscalía Oriente solicitó que O’Reilly sea condenado a 10 años de presidio mayor en su grado medio.

Abogado anuncia que pedirá nulidad

La decisión de los jueces es una dura derrota para el abogado Luis Hermosilla, socio y amigo personal del ex ministro del Interior Andrés Chadwick y abogado de la UDI por el caso del asesinato del senador Jaime Guzmán.

El profesional tiene una lista de clientes y trayectoria que han hecho que muchos en la derecha lo veneren como jurista, aunque al mismo tiempo cuenta con férreos detractores en el mundo judicial y en la izquierda.

A la salida de la audiencia pasado el mediodía, Hermosilla se mostró tranquilo por el hecho de que los jueces absolvieran por unanimidad a O’Reilly en el caso de una menor y en votación dividida lo declararan culpable por los abusos cometidos contra la hermana de la niña. A su juicio, la circunstancia de que se trate de dos testimonios iguales despejan el camino para que la defensa pida la nulidad de la sentencia que se conocerá en un mes.

“Es una resolución importante que tomamos con mucha tranquilidad. Nos parece que precisamente refleja todos los puntos que nosotros hemos desarrollado cuando el propio tribunal, habiendo dos relatos exactamente iguales, en un caso se desestima el cargo y se decreta la absolución del padre John O’Reilly; y en el otro caso, de tres jueces, hay un juez, la presidenta del tribunal, que votó por su absolución también. Es decir, de seis expresiones de voto, obtuvimos cuatro. Simplemente queda el voto de mayoría en el caso de la menor “J”, en el cual, a nuestro juicio, tenemos que esperar el razonamiento que haga la mayoría en la sentencia que se entregará el 11 de noviembre, respecto de la cual nosotros lo estudiaremos, tenemos 10 días a partir de esa fecha para estudiarlo y muy probablemente recurriremos de nulidad, porque efectivamente aquí está todo dado para eso”.

Hermosilla insistió en que “aquí los relatos eran iguales, las historias que se contaron eran iguales. Ahí hay un problema grave de decidir por qué en un caso se cree y por qué en el otro caso no se cree. En segundo lugar, en el mismo veredicto los antecedentes en virtud de los cuales se considera por ahora que hay mérito, de parte de los dos jueces que votaron por la condena, para sancionar al sacerdote O’Reilly, me parece que son absolutamente débiles y que vamos a poder controvertir con claridad en el momento oportuno”.

Finalmente, destacó que el sacerdote conserva la libertad y “todavía se encuentra amparado por la presunción de inocencia” y cuestionó que el Ministerio Público esté haciendo “un desmedido e inusual esfuerzo por obtener su resultado, gastando cifras millonarias para esos efectos. Nosotros entendemos que en un caso de esta complejidad, a veces los resultados no se obtienen, como diría alguien joven, ‘de una’. Aquí esto lo vamos a obtener, estoy seguro, en dos pasos”.

cura O'Reilly2

Impacto en la elite

Sin duda que el veredicto conocido este miércoles causó impacto en la elite, misma que había convertido a O’Reilly en su cura favorito.

De hecho, como lo detalló El Mostrador cuando estalló el escándalo, el cura no ocultaba su cercanía con grandes empresarios, como el caso del fallecido Guillermo Luksic. “Feliz de ser amigo de personas maravillosas, que rezan el rosario, tienen sus misas los domingos y son muy generosos con los demás. Ellos pagan impuestos, generan riqueza. Así ayudan a salir a los países de la pobreza”, declaró alguna vez a El Mercurio.

En el Colegio Cumbres, que los Legionarios de Cristo fundaron en 1986, figuran como apoderados los ex ministros Andrés Chadwick, Pablo Longueira y Rodrigo Pérez Mackenna, así como el ex subsecretario de Deportes, Gabriel Ruiz-Tagle; el consejero del Banco Central Sebastián Claro; Federico Valdés, rector de la Universidad del Desarrollo, y el abogado Fernando Barros.

Otros militantes de la UDI que escogieron este establecimiento son el senador Juan Antonio Coloma, y los ex diputados Marcela Cubillos y Rodrigo Álvarez, quien ocupó las subsecretarías de Hacienda y Energía.

También tienen matriculados a sus hijos Pablo Echeverría, socio fundador de Moneda Asset, y Jorge Andrés Saieh, presidente de CorpBanca y miembro de Generación Empresarial, grupo ligado a los Legionarios y que apunta, según su definición, a promover la ética en los negocios. Y Patricia y Magdalena Larraín, las hijas de Patricia Matte, una de las socias de la Papelera.

En tanto, con Eliodoro Matte lo unía una relación aún más estrecha, que se generó a través de Pilar Capdevila, su mujer, fundadora del colegio Teresa de Los Andes, en La Pincoya, al que asesoraba O’Reilly y cuya administración tomó la orden en 2004. El dueño de la Papelera donó como aporte de capital de los Legionarios a la Finis Terrae un terreno de 70 hectáreas en La Dehesa, conocido como el “cerro del medio”, el que, más tarde, fue declarado área verde, lo que crispó los ánimos de los fundadores.

En ese capítulo se hizo evidente la llegada directa de O’Reilly a los hombres de negocios más ricos del país. Por él aceptaron integrar el consejo a nombre de la congregación Agustín Edwards, a quien el sacerdote apoyó durante el secuestro de su hijo Cristián, forjando una relación que mantiene hasta hoy; Juan Obach, ex socio de Iansa y actual dueño de la segunda mayor fabricante de botellas de vidrio del país, y Sergio Cardone, socio minoritario y director de Falabella, además de Luksic y Matte.

Si hay que agregar más nombres a su agenda se completa el PIB: Nicolás Ibáñez (D&S), Juan Eduardo Errázuriz (Sigdo Koppers y hermano del cardenal Francisco Javier), Reinaldo Solari (Falabella), Alfonso Swett (Hush Puppies, Elecmetal e hincha de la Católica, el equipo favorito del sacerdote), Roberto Piriz (brazo derecho del grupo Yaconi-Santa Cruz), Gonzalo Martino (Copeval, CDF, Coppelia) y el fallecido Javier Vial.

La figura más importante de los Legionarios de Cristo en Chile

El sacerdote John O´Reilly, quien fue apartado de sus funciones en el Colegio Cumbres Femenino debido a una querella por presuntos abusos sexuales en su contra, es la figura más importante de los Legionarios de Cristo en Chile.

En el libro “Legionarios de Cristo en Chile: Dios, dinero y poder” hay un capítulo dedicado al sacerdote llamado “El padre John es el padre John”.

En el escrito se explica que quienes conocen al legionario dicen que para entender su carrera se debe saber de su “origen humilde y el cambio que provocó en su estilo de vida el ingreso a la Legión”. El padre de O´Reilly criaba vacas en Navan, un pueblo cercano a Dublín en Irlanda donde nació el sacerdote y su madre era dueña de casa. Era el mayor de ocho hermanos en una familia pobre y muy católica.

En 1966 ingresó al noviciado de la Legión de Cristo en Dublín y años después inició su carrera y viajó a países de Europa para estudiar.

El sacerdote que llegó a Chile en 1985 es conocido por tener de amigos a personas políticos y empresarios como el alcalde de Vitacura, Raúl Torrealba, el ministro de Economía, Pablo Longueira, y el vocero de Gobierno, Andrés Chadwick.

Tras el escándalo por las acusaciones de abusos del fundador de la congregación Marcial Maciel, fueron polémicos los dichos de O´Reilly comparándolo con Jesús.

“Yo lo veo a él como Jesús, que murió en la cruz. Él nos está salvando, nos está ayudando e iluminando”, dijo en esa oportunidad.

Fuentes: elmostrador.cl, publimetro.cl y otros medios de prensa

La historia del niño que hace las tareas arriba de las lápidas del Cementerio General

cementerio-ninyo01

El “General” es como una pequeña ciudad, tiene un lado “lais” y un sector pobre, aunque al final todos terminamos igual. También alberga gente fascinante, como Rodolfito, el pequeño que a sus 6 años no teme ni al cementerio ni a los flaites que andan “vivos” a los movimientos de algún despistado.

“Estación Cementerios”, vocifera la tediosa voz  del Metro dando la señal para bajar. Largas escaleras -que hacen pensar en catacumbas- llevan directamente a la puerta principal delCementerio General de Santiago. Al salir no es difícil imaginarse saliendo de la tierra abriendo la tapa de un ataúd al mejor estilo de un bailarín zombie de Thriller. Eso es justamente a lo que llegas al ingresar al gigante de Recoleta.

El “General” es como una pequeña ciudad. Tiene avenidas, pasajes, señales de tránsito, guardias, comerciantes, caminantes melancólicos y varios curiosos que simplemente van a mirar los apoteósicos mausoleos de los muertos. Esos mismos que cotizaban en una AFP o que estuvieron toda la vida pagándole parte de su sueldo a una Isapre. Y, como buena ciudad chilena, el más tradicional camposanto del país, muestra sin ambages la desigualdad social y los polos ideológicos que aún parten en dos a la ciudadanía.

Muchos ex Presidentes, senadores, artistas de renombre y personajes de la elite están sepultados en gigantescas obras de granito adornadas con ángeles matando demonios, vírgenes mirando al cielo o figuras arquitectónicas difíciles de entender si no se es experto en arte. Una gigantesca escultura blanca donde se encuentra el cuerpo  del Presidente Salvador Allende está a sólo 100 metros de distancia de una rebuscada frase patria que adorna el sepulcro de  Jaime Guzmán, por ejemplo.

Ambos hombres claves en la historia contemporánea chilena, se encuentran en el lado más imponente del cementerio, junto a Frei padre, Pedro Aguirre Cerda y algunos poetas y gente de mundo con apellido UDI, que pocos conocen.

Es el lado iluminado del camposanto. Ahí el pasto está impecablemente cortado y los plátanos orientales no dan alergia, sino que una agradable sombra que desfigura los relieves de las onerosas tumbas. Es la entrada principal y más linda del cementerio donde grises esculturas saludan a los visitantes. Cruzando el verde umbral de los nichos cuicos, se encuentran los muertos de la plebe que sólo pudieron pagar dos metros de largo por medio de ancho para descansar eternamente.

EL LADO DE LOS BLOCKS
La fracción pobre del General debe ser cercana al  80% de la superficie del recinto y un 95% en cantidad de difuntos. En este lugar pasan cosas fascinantes. Hombres viejos almuerzan solos con una mesa puesta  para dos frente a los nichos de sus señoras. Algunos pasteros andan “vivos” a los movimientos de cualquier turista despistado para poder “cogotearlos” y robarles el iphone o una mega cámara. Un piño de la Garra Blanca llora la muerte de uno de los suyos, cerquita de diversas señoras que venden Frunas de piña o de limón bien heladas, mientras sus niños estudian o más bien pasan el tiempo acostados arriba de tumbas de desconocidos.

cementerio-ninyo03

Rodolfito es uno de esos cabros chicos. Sus abuelos trabajan en el General  hace más de tres décadas. Lo traen desde que nació, en 2008. A sus 6 años, asegura no tenerle miedo al cementerio ni a los flaites que a veces vienen a molestar a su abuela.

“Yo sólo paso el rato acá con mis abuelos después del colegio”, dice con una sonrisa de oreja a oreja.  El puesto de Rodolfito se encuentra en uno de los sectores más populares del lugar. A unos metros más allá del negocio de sus tatas están las escuálidas y a mal traer tumbas de Víctor Jara y Miguel Enríquez, ambos asesinados por la dictadura de Pinochet.

“Vamos yo te llevo a la tumba de Miguel Enríquez, está acá al ladito”, me indica Rodolfito que me pide la cámara fotográfica. El niño conoce de memoria cada calle, nicho y muerto insigne de su sector en el cementerio. Él ha pasado buena parte de sus 6 años rodeado de muertos y sus apenados deudos.

Rodolfo parece un niño normal. Va en primero básico, anda con los mocos colgando, le gusta la U y su jugador favorito es Cristiano Ronaldo. Sin embargo, al interactuar, su mirada fría y melancólica  indica que algo no está bien. No es su falta de miedo, lo extraño son ese par de ojos indescifrables que sólo el cementerio entiende.

“Ni de noche me da susto el cementerio, a los fantasmas les gusta el día”, afirma mientras le saca con mi cámara una foto a un auto enchulado.

Pero no sólo Rodolfito está en el sector pobre del cementerio. La mayoría de los cuerpos de los ejecutados políticos se encuentra en lado. En el lugar escogido para sepultar a los asesinados por la dictadura siempre hay una mujer. Una esposa, una madre, una hermana o una hija, que  visita la tumba de sus muertos, la que cuida con uñas y dientes: “No vengas a sacar fotos acá, déjalos descansar”, grita una señora a la orilla de las tumbas de los ejecutados. Y tiene razón, quién es uno para entrometerse.

En el sector más popular existe un grupo de edificios parecidos a los blocks donde se encuentran esparcidos, en cuatro pisos, una gran cantidad de difuntos con sus respectivas lápidas. En ese lugar, infinitas escaleras columnas y olor a flores secas se siente de manera particular. Muy pocos visitantes merodean por entre los nichos. A pesar de la poca afluencia de visitantes, una pareja de unos 60 años almuerza puré con mechada frente al nicho de quién sabe quién.

Ni una palabra falta o sobra en este lugar, no son  necesarias. La escena lúgubre se desarrolla con total naturalidad, como si la pareja almorzara en el living de su casa con su hija que jamás murió o simplemente estuvieran viendo el estelar junto a todos sus “pollitos” que ya no están.

POLVO ERES…
A pesar de morir y ser sepultado en el lado “lais” del cementerio o que te echen tierra encima mientras te consigues un ataúd del Hogar de Cristo; que guardias en bicicleta vigilen a que no roben tus cerraduras de bronce o que nadie llene de multicolores plantas el florero de tu fría tumba, todos terminamos igual.

Así fluye el espacio entre la vida y la muerte. Y si bien dimensionar lo que hay cuando  dejamos de existir no es algo que hagamos muy a menudo estar en esta pequeña ciudad de muertos te recuerda que a pesar de tener mucho o poco, de estar acompañado o solo, dejando un cuerpo bello o abominable. Todos terminamos igual, pues polvo eres y al polvo  volverás.

Fuente: Reportaje de Sebastián Palma en lanacion.cl

El hijo de Gervasio se querella contra los presuntos autores de la muerte de su padre: la acción judicial identifica e involucra a ex agentes del Estado

Aguamarine ya lo reveló en 2012

En el programa de ‘Mentiras Verdaderas’ (La Red) del 02 de mayo de 2012, dirigido y presentado por el periodista Víctor Gutiérrez, la maga blanca Aguamarine y el parapsicólogo Josep Riera de Santantoni  participaron, junto al psicólogo Sergio Schilling y la vidente Carmen Cancino, hablando sobre las teorías del fin del mundo, las polémicas hermanas Peña y los muchos interrogantes que dejó la extraña muerte del cantante Gervasio, todavía no resueltos. En relación a este último tema, Aguamarine y Josep fueron muy claros al indicar que Gervasio no se había suicidado y, especialmente la maga blanca, fue muy precisa al revelar determinados aspectos y a la hora de proporcionar detalles hasta entonces inéditos sobre las circunstancias de su asesinato y quiénes habrían sido los presuntos responsables; revelaciones que posteriormente se han ido confirmando una tras otra. El tema de Gervasio inicia en el minuto 32:10 del programa, que ofrecemos aquí completo.

—————————————————————————————————

A través de una nota exhibida en Chilevisión quedó al descubierto que el hijo de Gervasio interpuso una querella criminal en tribunales. Por primera vez, la querella está interpuesta hacia los presuntos autores materiales del presunto homicidio.

Leandro Viera, hijo del cantante, continúa la lucha y la investigación apunta sobre  antecedentes concretos sobre las personas que resultarían responsables de la muerte de  Gervasio hace ya 24 años.

El investigador contratado Jaime Brieba afirma que no pudo haber sido un homicidio y por primera vez las evidencias apuntan a los culpables. Según los antecedentes que se manejan, el cantante pudo haber sido asesinado por no querer participar en la campaña del “Sí”.

La muerte de Gervasio ocurrió el 28 de octubre de 1990 en una sector rural del kilómetro 42 de la ruta entre Santiago y San Antonio.

La acción judicial patrocinada por el abogado Rubén Jerez busca procesar a dos ex agentes de seguridad del Estado que aparecen identificados, luego de que en noviembre del año pasado la Corte de Apelaciones de San Miguel reabriera la causa.

El documento establece que ambos agentes requeridos viven en Santiago y que uno de ellos estaría directamente involucrado  en la muerte del ex ministro de Salvador Allende, José Tohá, ocurrida en 1974, y que el móvil del asesinato sería la negativa del cantante de participar en la campaña del “Sí”, para el plebiscito de 1988.

“Los antecedentes nos indican, a través de testigos, de que él recibió un montón de llamadas de que tenía que alejarse de toda actividad política y una prueba que también es consustancial es que el sitio en que lo matan o en que su cuerpo está en sus últimas horas, donde lo cuelgan, se alteró”, explicó el abogado Jerez.

“Entonces, ahí hubo una cooperación bastante eficaz, tanto de la policía como de otros agentes del Estado para que se cometiera este crimen y se encubriera en el tiempo”, añadió el profesional.

Por su parte, Viera reconoció que “hay un círculo para mí que no se cierra si no se llega a una verdad, creo que mi padre lo merece y que todo un pueblo lo merece, y hoy,  gracias a que tenemos la posibilidad de tener criminalistas de manera particular y la posibilidad de tener tecnología, se nos da la posibilidad de poder llegar a las verdades”.

Perito descartó tesis de suicidio
El escrito, además, solicita la declaración de nuevos testigos que verifiquen los nombres de las personas individualizadas,  el interrogatorio a ambos sujetos y la entrevista al criminalista Jaime Brieba, perito que concluyó que el intérprete no pudo ejecutar por sí mismo una acción para atentar contra su vida, como resolvió el Primer Juzgado del Crimen de Talagante.

“Desde un principio se trató siempre de encubrir. Dimos a conocer que este caso no fue un suicidio, fue un homicidio de acuerdo a los peritajes que hice. A posterior, en esta investigación llegamos a la conclusión de las personas que fueron, se identificaron y eran personeros del Estado de esa época”, manifestó el propio Brieba.

La acción judicial fue presentada ante el ministro Mario Carroza, debido a que según los querellantes la muerte del uruguayo fue provocada por funcionarios del Estado, por lo que correspondería a un crimen de lesa humanidad, los cuales son investigados  con dedicación exclusiva por el magistrado.

Fuentes: Cooperativa.cl, Chilevision y Publimetro

 

Queman vivas a siete personas acusadas de brujería en Tanzania

brujeria-tanzania

Una muchedumbre ha quemado vivas a siete personas e incendiado unas 20 casas en el oeste de Tanzania, acusándolas de brujería, ha anunciado este viernes la policía tanzana.

El jefe de la policía para la región de Kigoma, Jafari Mohamed, ha informado de 23 detenidos, entre los que figuran jefes locales y un curandero que comparecerán  ante la justicia, “acusados de asesinato”.

El linchamiento tuvo lugar el lunes por la noche en un pueblo de Murufiti, a unos 1.200 km al oeste de Dar es Salam, la capital económica de Tanzania.

Las víctimas “han sido atacadas y quemadas vivas por una muchedumbre de lugareños que las acusaba de practicar la brujería”, ha explicado a la AFP Jafari Mohamed, precisando que cinco de ellas eran mayores de 60 años.

El diario Mwananchi cita el testimonio de un joven, Josephat John, quien afirman haber huido de la aldea al ver la marabunta.

“Cuando volví al día siguiente por la mañana, me encontré con el cuerpo de mi madre, quemado, a unos 10 metros de nuestra casa, y el de mi padre, también quemado, en el interior de la vivienda”, ha contado.

Según fuentes locales citadas en el mismo periódico, las víctimas han sido designadas por un curandero llegado recientemente al pueblo.

En 2012, una ONG tanzana, el Centro Jurídico y de los Derechos Humanos (LHRC) estimó que unas 3.000 personas acusadas de brujería, sobre todo ancianas, fueron linchadas entre 2005 y 2011 en Tanzania.

“Un promedio de 500 personas de la tercera edad, en particular ancianas con enrojecimiento en los ojos, pierden la vida cada año en Tanzania, acusadas de ser brujas”, afirmó el LHRC en un informe.

Según la ONG, las creencias populares afirman que los llamados ojos rojos son una señal de brujería. Añade que esta irritación ocular se debe principalmente a que las mujeres están obligadas a cocinar utilizando boñiga como combustible.

Las mismas creencias atribuyen a la brujería las desventuras y desastres que sufren algunas personas o las comunidades en su conjunto.

Otras de las víctimas de este tipo de creencias, bastante extendidas en las regiones fronterizas entre Tanzania y Burundi, son los albinos.

Fuente: BioBioChile

Un delirio religioso y un fanatismo extremo llevaron a la madre de Dayana a ahogarla, creyendo que la niña “estaba poseída”

dayane-madre-canal13

Silvia Andrade, madre de la niña a la que ahogó, puede padecer de delirio religioso. (Foto Canal 13)

La obsesión extrema o el fanatismo exacerbado con cualquier religión se denominan “delirio místico religioso”. Esto es lo que pudo suceder en el trágico caso de la niña de siete años Dayana Escobar, que fue ahogada por su madre, en presencia y con la complicidad de otros familiares, en el marco de un “ritual de sanación” para librarla de una aparente “posesión diabólica”.

El subprefecto Pedro Calderón, jefe de la Brigada de Homicidios de la PDI de Rancagua, confirmó que la policía está investigando a un pastor evangélico cercano a la madre de la niña de siete años que el sábado murió en Machalí en medio de un aparente ritual de sanación. La niña recibió sepultura este miércoles en medio de grandes muestras de consternación de los vecinos de la comuna.

“Nos falta la ubicación de algunas personas, entre ellas un pastor que asesoraba a esta gente, les daba su opinión respecto a algunos temas de la iglesia”, dijo Calderón a Cooperativa. Si bien el religioso “directamente no participa en este hecho, podría tener relación con las circunstancias que llevaron al deceso de la menor”, explicó el oficial.

Dayana Escobar Andrade, de siete años, fue presuntamente golpeada por su madre y hermana mayor para “limpiarla” de una “posesión”. Posteriormente fue sumergida en la tina de su casa, donde murió ahogada.

Calderón agregó que encontraron una capilla en el lugar, por lo que se está indagando si hay fanatismo religioso en este crimen: “Hemos encontrado algunas cosas como biblias y otros elementos que son carácter religioso. Estamos analizando y viendo la posibilidad de ubicar otros antecedentes que pudiesen decirnos si efectivamente ocurría algún tipo de rito en ese lugar”.

La cercanía de la madre de la niña, Silvia Andrade Cabezas, con el pastor Raúl Palominos, fue señalada por los vecinos del sector El Cajón de Machalí.

Palominos: “No tengo que golpear al prójimo”

En declaraciones a Canal 13 Palominos confirmó que conocía a la familia, pero aseguró que “nunca” aconsejó bañar a Dayana en una tina ni golpearla: “A mí la palabra del Señor me dice que no tengo que golpear al prójimo”, aseguró.

La Brigada de Investigaciones Policiales Especiales (BIPE) de la PDI ha continuado con las diligencias en la vivienda de la familia en las últimas horas, empadronando el lugar y tomando declaración a vecinos.

El Sename se querella: “Caprichosa creencia”

El Servicio Nacional de Menores (Sename) se querelló contra los cuatro adultos detenidos por la Policía: los dos padres de la niña, su hermana mayor -Daniela Escobar, de 25 años- y la pareja de ésta, quienes fueron formalizados este miércoles por la mañana en el Juzgado de Garantía de Rancagua.

Los dos primeros enfrentarán cargos como autores del delito de parricidio y la pareja el de homicidio.

Hasta el mismo tribunal llegó  la directora nacional del Sename, Marcela Labraña, y el director regional del Servicio, Pedro Pablo Miranda, para hacer la presentación del recurso legal.  La directora del Sename, Marcela Labraña, condenó el “asesinato” de Dayana, que atribuyó a “una caprichosa creencia”.

“Por una caprichosa creencia de un adulto se ha puesto término a la vida de una niña y ha habido, en este caso, un asesinato. Lo que buscamos es que se tomen acciones judiciales respecto a los padres y a los adultos que estuvieron presentes”, dijo Labraña, quien destacó el retiro de la casa de una bebé de un año, hija de la hermana de Dayana, quien también “corría el riesgo de que se le pueda dar muerte”.

dayane-machali-entierro

El entierro de la niña tuvo lugar en la tarde de este miércoles

“Esto escapa de cualquier rito”

La detención de los cuatro presuntos responsables del hecho quedó ampliada hasta este miércoles mientras se efectúan algunos peritajes como exámenes toxicológicos que, según la fiscalía, podrían revelar el consumo de psicotrópicos al momento del supuesto ritual de sanación.

El obispo Emiliano Soto aseguró que este tipo de actos escapa de cualquier rito evangélico: “Esto de que algunas guaguas sean metidas al interior de una tina y pueda llegar a la muerte, está absolutamente fuera de lo que dice la biblia”.

“Esto escapa de cualquier rito que los evangélicos podamos tener con respecto al tema de la sanación”, manifestó.

“Tenía signos de estar poseída por el demonio”

Eso fue parte de lo que dijeron a Carabineros la madre y la hermana de la Dayana Escobar Andrade, la niña de siete años que falleció en Machalí, cuando la policía uniformada llegó hasta la casa donde ocurrió el crimen, según quedó expuesto en la audiencia de formalización este miércoles.

Según las investigaciones todo ocurrió en medio de un ritual de sanación hecho por ambas imputadas. La fiscal Nayalet Mansilla formalizó en el Tribunal de Garantía de Rancagua cargos por parricidio en el caso de los padres y homicidio en el caso de la hermana y su esposo.

Según la fiscal, los imputados creían que a la menor “se la había llevado el demonio” y que “la niña había estado poseída por el diablo”, por lo que “desde hacía una semana le estaban practicando rituales de sanación”.

También se leyó parte del informe entregado por el Servicio Médico Legal, donde se ratificó que Dayana falleció por asfixia por aspiración de agua y que, además, presentaba quemaduras en diversas partes del cuerpo que, según Javier Rivas, esposo de la hermana de la niña fallecida que renunció a su derecho de guardar silencio, se debieron al uso de un secador, en el intento de secar a la menor.

El padre de la niña, Víctor Escobar, también habló en la audiencia y ambos aseguraron que llegaron a la vivienda cuando Dayana ya estaba fallecida.

Durante la declaración, el padre de la menor expuso que todos estos comportamientos extraños comenzaron cuando la familia conoció al pastor evangélico Raúl Palominos.

“Ritual de sanación”

El deceso de Dayana Escobar Andrade ocurrió a vista de sus familiares en su casa ubicada en elsector El Cajón de la comuna de Machalí, en la Región de O’Higgins.

Según informó la PDI, la menor “aparentemente sufría diversas dificultades”, razón por la cual sus padres decidieron realizar “un tipo de sanación religiosa” que habría incluido golpes y sumersión en la tina del baño.

Dayana murió de asfixia por inmersión estando presentes sus padres, su hermana mayor y la pareja de ésta última. Al ver que la menor no presentaba signos vitales llamaron a los servicios de emergencias.

Los cuatro familiares afrontaron en la víspera la audiencia de control de detención por el delito de parricidio, ocasión en la que el Ministerio Público “solicitó ampliar la detención por tres días, el máximo legal; plazo para desplegar diligencias investigativas y recabar la mayor cantidad de antecedentes”, explicó el fiscal de Rancagua, Camilo Umaña.

dayane-machali-casa

En esta vivienda de Machalí ocurrió el trágico suceso

El tribunal accedió a esta petición de la Fiscalía y también a la realización de un examen toxicológico, pues se presume un eventual consumo de sustancias sicotrópicas por parte de los imputados. Además se autorizó que asistan al funeral de la niña.

El abogado defensor Roberto de Los Reyes no quiso detallar a la prensa “en profundidad la versión de los detenidos”, pero sí confirmó que el deceso se produjo en el marco de un ritual.

“Ellos participan de una congregación evangélica y, al parecer, los episodios que marcaron el fallecimiento de la menor se dieron en un contexto de esta naturaleza, de un proceso de sanación”, señaló.

Vecinos: “La madre estaba obsesionada con la religión”

Vecinos del sector de El Cajón contaron a Canal 13 que en la vivienda de la familia detenida “hacían cultos evangélicos, cosas de alabanzas”.

“La niña no estaba poseída. Eso es mentira. La señora se metió ese bicho en la cabeza. Ella estaba muy obsesionada con la religión”, relató una residente de la zona.

Vecinos apuntaron además a un pastor llamado Raúl Palominos como la persona que habría aconsejado el ritual de sanación a la familia, cuestión que éste negó: “A mí la palabra del Señor me dice que no tengo que golpear al prójimo”, dijo a Canal 13.

Impacto en los habitantes de la comuna

Impactados. Así se encuentran los habitantes de Machalí luego que se descubiera un asesinato producto de una “sanación espiritual”,  ocurrido durante la noche del sábado en la zona rural de comuna, perteneciente a la Región de O’Higgins.

Todo comenzó en la tarde del 4 de octubre, cuando Silvia Andrade, madre de la Dayana Escobar (7), organizó una especie  de purificación en la tina de su casa porque creía que su hija estaba poseída por el demonio. Tanto la madre como el padre de la pequeña profesan la religión evangélica y se cree que la mamá había decidido, sola, iniciar un ritual de sanación que consistía en sumergir a la niña en agua, en reiteradas veces y por tiempo prolongado.

Víctor Escobar, padre de la pequeña, no estaba en el lugar mientras se realizaba este “exorcismo” y se habría enterado de todo recién cuando llegó a casa, en la noche del sábado. Al ver a su hija muerta, inició una discusión a gritos con su esposa que derivó en varios llamados a Carabineros de parte de los vecinos, a causa de los ruidos.

Cuando llegaron los uniformados, se encontraron con el cuerpo de la infante ya sin vida y con marcas de asfixia por ingesta de agua. Así lo confirmó el fiscal adjunto de Rancagua, Camilo Umaña, quien al conocer que toda la familia se consideraba  evangélica, no descartó que el hecho se tratara de un ritual sectario.

Durante el operativo, se detuvo a ambos padres, Silvia Andrade y Víctor Escobar, además de la hermana mayor de la fallecida Daniela Escobar y su pareja, Javier Rivas, quienes estaban en casa cuando llegó Carabineros.

Asimismo, se informó que otra pequeña, también miembro de esta familia, quedó a disposición del Servicio Nacional de Menores (Sename), por el riesgo que se produjera otro incidente de ese tipo.

No fue un ritual de bautismo evangélico

Humberto Lagos, sociólogo, experto en sectas, conversó con Publimetro respecto a este caso y analiza algunas posibles  causas del asesinato.

“Es común en Chile que las sectas usen el agua y el fuego para sus ritos de sanación. En el caso de Colliguay, por ejemplo, se utilizó el fuego para la purificación y en este caso, no es extraño que el elemento sea el agua”, dijo el experto.

No obstante, explicó que la sumersión es una actividad muy poco común en la iglesia evangélica, así que descarta de plano que esta creencia tengo algo que ver en la muerte de Dayana.

“Si bien los evangélicos tienen un ritual de bautismo, éste nunca se hace en una iglesia o un recinto cerrado, menos en una casa. Se practica al aire libre, donde fluye el agua. El proceso consiste en una sumersión del creyente, quien abandona su antigua vida y renace con el bautismo. Pero la sumersión que se realiza en ese caso es corta, no dura más de 5 o 10 segundos y jamás es tan prolongado como para ocasionar algún tipo de lesión”, agregó.

Otro elemento que le llamó la atención es la edad de la niña. El especialista dijo que el número 7 tiene una gran carga simbólica tanto para las religiones como para las sectas. “Corresponde a la perfección bíblica, al número de Dios”, aclaró. Y agregó que “si en este caso, el ritual se practicó a causa del número 7, puede existir una relación con un fanatismo exagerado. No obstante, hay pocos antecedentes para afirmar algo tajantemente”.

Fuentes: cooperativa.cl, publimetro y otros medios.