Magia negra, el arma política secreta contra los independentistas

magianegra-independentistas

¿Se imaginan que se tratase de justificar un brote independentista a través de la magia negra? Intentar controlar las tendencias y opiniones políticas de los ciudadanos a través del miedo, pero no con el miedo actual –y habitual– al qué pasará si gana el otro –siempre mejor que afrontar el qué harán de ser ellos–. Imagínense hacerlo mediante brujas, apariciones fantasmales y demás representaciones características de la brujería, como gancho clave para que los votantes se anexionen a determinadas corrientes ideológicas.

Plantearse algo así en pleno debate sobre la celebración o no de la consulta catalana (en España), podría sonar a sorna si pensamos que hoy los ciudadanos pueden acceder –otra cosa es que lo hagan– a cualquier tipo de información que les ayude a ampliar sus opiniones y solventar posibles dudas sobre qué posturas son las que más se amoldan a sus creencias y deseos –aunque tengan que buscar a fondo– antes de posicionarse.

Pero en la década de los 70, los habitantes de Irlanda del Norte no tenían acceso a todo tipo de informaciones y podían ser influenciados con argumentos de todo tipo: incluidos los espirituales.

Al menos así lo plantea el profesor de la Universidad de Sheffield Richard Jenkins en su libro Black Magic and Bogeymen: Fear, Rumour and Popular Belief in the North of Ireland 1972-74 (Cork University Press), dónde explica que la inteligencia británica acusó a los movimientos independentistas de utilizar magia negra para atraer a la población a su postura.

Como explica Henry McDonald, corresponsal de The Guardian en Irlanda, en el libro se plantea que “la inteligencia militar británica en Irlanda del Norte utilizó temores sobre posesiones demoníacas, misas negras y brujería como parte de una guerra psicológica contra los grupos armados emergentes en los disturbios en la década de 1970”.

Una campaña propagandística paranormal

A través de declaraciones de diferentes oficiales, e incluso del jefe de “operaciones negras” del ejército en Irlanda del Norte, el capitán Colin Wallace, el libro ahonda en los denominados por la inteligencia militar británica “ataques paramilitares a través de lo paranormal”,

El ejército se encargó de filtrar a la prensa historias relacionadas con misas negras y rituales satánicos para generar la paranoia social de que los grupos paramilitares habían convocado al diablo para ganar adeptos. Toda una campaña de propaganda para la que no dudaron incluso en colocar velas invertidas y crucifijos en los edificios abandonados en algunas de las zonas de guerra de Belfast.

Una población creyente en las “fuerzas oscuras”

Jenkins explica que los rumores de magia negra no pueden entenderse sin tener en cuenta un enfoque multidisciplinario, incluyendo en su análisis perspectivas y pruebas comparativas de la antropología, la sociología, el folclore y los estudios de los medios de comunicación. Lo que ayuda a comprender desde diferentes ángulos cómo los rumores de magia negra pudieron calar en determinados sectores de la población.

El hecho de que la Iglesia, tanto católica como protestante, no negase la existencia de este tipo de manifestaciones, hacía mucho más sencillo transmitir, en una población eminentemente religiosa, la idea de que los movimientos paramilitares emergentes, así como las campañas de violencia y asesinatos que tuvieron lugar, “había desatado las fuerzas del mal en la sociedad de Irlanda del Norte”.

“Estábamos buscando algo que aborreciesen las dos comunidades y, al mismo tiempo, algo que los paramilitares no podían justificar”, declara el capitán Wallace en sus charlas con Jenkins.

De este modo, comenzaron a relacionar asesinatos y torturas con rituales satánicos, de tal forma que una población especialmente devota y creyente como la irlandesa pudiese creer realmente que la violencia paramilitar tuviese su origen en la magia negra y las “fuerzas del mal”.

La magia negra no explicaba todo

No sólo eso, como explica el autor, más allá de las creencias religiosas, la campaña de propaganda de la inteligencia militar británica intentó relacionar que las circunstancias de pobreza que rodeaban a los ciudadanos, como la falta de trabajo y alimentos, eran también consecuencia de algo sobrenatural.

Pero además de la religión o la situación socioeconómica, el autor también destaca que la inteligencia militar supo explotar el miedo al satanismo alimentado por exitosas películas de la época como La novia del diablo (Terence Fisher, 1968) o El Exorcista (William Friedkin, 1973). No se les escapaba una.

En opinión de Jenkins, Wallace y la unidad política de información tenían dos objetivos principales: animar a una población creyente a pensar que los disturbios habían abierto una puerta a las “fuerzas oscuras” para frenar su activismo, y culpar a los paramilitares por su implicación en los mismos.

Fuente: elconfidencial.com

El pueblo siciliano de Canneto sufre una extraña e inexplicable ‘epidemia’ de incendios caseros

pueblo-siciliano

Incendios espontáneos se dan desde el 2004 en las viviendas de la población italiana de Canneto. Estudios científicos, encargados por el gobierno, no consiguen aún determinar las causas. Hace pocos días volvieron a sonar las alarmas.

En febrero de 2004, un mes después de las primeras conflagraciones, el padre Gabriel Amorth, presidente honorario de la Asociación Internacional de Exorcistas, declaró: “Hay que llamar a un sacerdote para que bendiga las casas”. Y aunque aseveró que el diablo era capaz de originar fenómenos como los que estaban sucediendo en aquel piccolo paese de Sicilia, también reconoció que nunca los había visto proliferar tanto y con tanta intensidad. Quizá se debiese a que sus habitantes habían provocado al demonio, debió pensar, a juzgar por sus declaraciones de entonces: “Satanás es capaz de golpear donde quiere si se le abren las puertas con prácticas espiritistas o magias negras”.

A la aventurada hipótesis del exorcista Amorth sobre lo que estaba sucediendo, le siguieron las de los duendes, fantasmas y espíritus. Estos debían estar detrás de ese súbito fuego que se movía entre sofás, camas y microondas abrasándolos con una fuerza destructora y maligna.

Nada dicen las noticias de esa época sobre si los habitantes de Canneto acataron los consejos del sacerdote, como tampoco si se dieron a la tarea de hacer bendecir sus casas y pedir que se practicaran exorcismos. Pero lo único cierto es que estaban ocurriendo sucesos muy extraños, sin ninguna lógica que pudiese explicarlos.

La población costera de Canneto, situada en el municipio siciliano de Caronia, a orillas del mar Tirreno, estaba siendo golpeada por una aterradora, incontrolada e inexplicable energía que, de improviso, surgía en los hogares haciendo arder electrodomésticos, enseres diversos y hasta algunas casas.

El primer incendio se produjo el 15 de enero de ese año, en la vivienda del vendedor de seguros Antonino Pezzino. Atónito, vio cómo su televisor empezó a echar humo y luego a arder, y acto seguido se empezaron a quemar las cortinas, las colchas y su sofá.

Pezzino achacó lo sucedido a posibles daños de su instalación eléctrica. Sin embargo, en días sucesivos idénticos y sorpresivos incendios por combustión espontánea se fueron produciendo en las casas de sus familiares y en las de otros habitantes del pueblo, aterrorizando por completo a la población.

Ardían no solo electrodomésticos sino objetos que no estaban relacionados con la electricidad, ni cerca a tomas de corriente.

El alcalde de entonces, Pedro Spinnato, presionado por las protestas de sus ciudadanos, decidió evacuar todas las casas para poder entrar en estas y estudiar lo que estaba ocurriendo. Para resguardarlas de posibles robos pidió un destacamento de policías y para prevenir más incendios trajo a pernoctar a un contingente de bomberos. Por su parte, los habitantes de Canneto se alojaron en domicilios de familiares y amigos.

Con el fin de determinar lo que estaba ocurriendo, Enel, la empresa de energía eléctrica, desplazó personal suyo hasta Canneto. Cortaron la electricidad a las viviendas y se pusieron a investigar. Pero, para sorpresa de todos, el domingo de esa semana de sobresaltos, sobre las 18:45, Anthony, el sobrino de Filippo Casella, un anciano del pueblo, desde la estación del ferrocarril vio algo que lo dejó estupefacto: el contador eléctrico de la casa de su tío estaba ardiendo. “Era imposible que fuese por un problema de electricidad. Desde el sábado anterior no teníamos luz y, además, se había eliminado uno de los generadores”, explicó en su momento.

Anthony no fue el único sorprendido. La energía siniestra, que hacía entrar en combustión espontánea y por separado diversos enseres y aparatos eléctricos, parecía no querer detenerse. En el hogar de una pareja de jóvenes recién casados, que tampoco contaba con suministro de energía eléctrica, ardió todo el mobiliario, la nevera y el resto de enseres que componían su vivienda. Y luego el fuego devorador visitó más hogares.

Policías y bomberos fueron testigos de lo que estaba sucediendo. Un jefe de la Policía alcanzó a declarar que detrás de todo aquello debía haber “manos intencionadas”.

Los extraños e incomprensibles acontecimientos de esta pequeña localidad de 180 habitantes, a los pies del monte Nebradis, se propagaron y los curiosos de pueblos vecinos empezaron a llegar. El alcalde Pedro Spinnato hubo de pedirle a la Policía que les impidiera el paso. El pueblo debía estar despejado para acometer las investigaciones pertinentes.

Revisadas y posteriormente descartadas las líneas del fluido eléctrico de los hogares de Canneto, como causantes de las combustiones espontáneas, se pasó a estudiar la línea del ferrocarril Messina-Palermo, que pasa por el pueblo. Se creía que dicha línea podía estar produciendo dispersión de energía adyacente y que esa fuese la posible causa de los siniestros domésticos. Pero esto también quedó descartado.

Sucedió entonces que, de repente, y sin que mediara ninguna explicación, los incendios dejaron de producirse. Se habían ido de la misma forma en que habían venido: sin explicación alguna.

Los habitantes de Canneto regresaron, pues, a sus hogares.

Tiempo después, las combustiones repentinas se volvieron a producir. Y al pequeño pueblo costero regresó el miedo.

En el año 2005, el alcalde Pedro Spinnato se vio en la necesidad de hacer un llamado nacional. El entonces primer ministro Silvio Berlusconi tomó cartas en el asunto y creó un grupo interdisciplinar de expertos con el fin de que se investigara a fondo lo que estaba ocurriendo. Se autorizó bajo la ordenanza de emergencia de la Protección Civil número 3428. El grupo lo conformaban profesionales de los Ferrocarriles Nacionales, del Centro Electrotécnico Experimental Italiano, de la Agencia Regional para la protección del Medio Ambiente, ingenieros eléctricos de la Facultad de Messina, profesores de Ingeniería eléctrica, trabajadores de Protección Civil y de Brigadas contra el Fuego y expertos de geofísica y vulcanología.

Con este cartel de lujo, Canneto fue puesta patas arriba. Se zambulleron en su mar, pues se hablaba de la posibilidad de que de este estuviese partiendo electromagnetismo; además, los habitantes del pueblo decían que de allí salía cierta luz misteriosa; investigaron su cielo porque se decía que cuando se producían las conflagraciones, apostados allá en lo alto, se podían divisar ciertos extraños objetos voladores; escudriñaron su suelo por si hubiese fuerzas volcánicas que estuviesen desatando los fenómenos. Cerca de Caronia están las islas Eolias, volcánicamente muy activas; y por último se instalaron múltiples sensores en todo el área de Canneto de Caronia para poder indagar sobre la procedencia de esas extrañas radiaciones que traían a todos de cabeza.

Dos años permanecieron activos aquellos sensores a la caza del mal. Sin embargo, los impulsos de energía que se lograban captar duraban tan poco que era imposible determinar con certeza de dónde provenían.

El estudio de los especialistas fue entregado al Gobierno en el 2007. Y lo único que trascendió del mismo fue que los extraños fenómenos de Canneto no tenían su origen en causas naturales.

Otras voces, que decían haber tenido acceso al informe, hicieron trascender distintas y sorprendentes revelaciones. Según estas, el estudio depositado en el Palacio Chigi, en uno de sus apartes apuntaba a que las misteriosas descargas eléctricas provenían de tecnología militar desarrollada, aunque de origen no terrestre. Se habló de los satélites que pululan por el espacio y que la extraña energía podía estar siendo enviada desde allí; de supuestas pruebas de armas de guerra desconocidas que se estarían probando en la pequeña población de Canneto… Pero lo más importante, como era saber lo que estaba ocurriendo, nunca se explicó.

Era el 2007 y hasta esa fecha ya se llevaban contabilizados más de 300 siniestros causados por las atemorizantes combustiones.

El pasado 17 de julio, la extraña energía reapareció. Lorenzina, una anciana viuda de Canneto vio cómo frente a sus narices se incineraban su televisor, el enchufe de la cocina y varios objetos de su baño. Después de este incidente, se sucedieron otros y, como antaño, los habitantes de Canneto empezaron a dormir fuera de sus casas, representantes de la empresa de energía volvieron a desembarcar en el pueblo, al igual que la Policía y funcionarios de Protección Civil.

Hace pocos días le tocó el turno de las combustiones espontáneas a la familia Rossello, en su casa de la calle Mare di Canneto. Dos noches antes, habían ardido varios enseres de casas vecinas y, ante la posibilidad de que sucediera algo en la de ellos, el alcalde Calogero Beringheli les había ordenado que la desalojaran. Era probable que esa tercera noche ellos también fuesen sus víctimas. Para pasmo de todos, la energía se anticipó presentándose sobre las 9:40 de la mañana. Había alterado los horarios en que se estaba moviendo y los había sorprendido poco después del desayuno. En esta ocasión, hizo entrar en combustión una ropa que estaba en la primera planta y luego una tabla para hacer abdominales que se encontraba en la buhardilla. De ahí se escabulló hacia el piso de Nino Pezzino, situado a la derecha del de los Rossello, también quemando ropa y un rollo de papel higiénico. Y redondeando todo el área, luego se presentó en el piso de la izquierda, de Catena Cangemi, haciendo arder tres alfombras persas que se encontraban enrolladas en la buhardilla. Lo increíble es que el destacamento de bomberos que se encontraba en alerta desde hacía días en el pueblo no pudo auxiliar de inmediato a las familias afectadas porque todas las alarmas de incendios que se colocaron en las casas en el año 2005, tras aquellos primeros incidentes ya relatados, saltaron y sonaron a la vez, haciendo imposible determinar cuál era la vivienda que debía ser auxiliada.

El alcalde Calogero Beringheli  ha pedido al Primer Ministro italiano Matteo Renzi que el Gobierno intervenga y busque una solución a esta llama misteriosa que tiene, de nuevo, a su pueblo sumido en el espanto.

Por lo pronto, algunas casas ya han sido bendecidas.

Fuentes: Reportaje de Alba Pérez del Río en Revista Latitud/elheraldo.co

Los niños que recuerdan sus vidas pasadas

marcas-de-nacimiento

Las marcas de nacimiento pueden ser recuerdos de vidas pasadas

Muchos niños tailandeses vienen al mundo con algo más que un pan bajo el brazo, se traen los recuerdos de sus vidas pasadas, una creencia budista arraigada sobre todo en las zonas rurales.

Como todos los niños, Nopporn Jairaew nació inocente, al menos hasta que a los dos años de edad reveló a sus padres que en su existencia anterior murió de un disparo tras entrar a robar en la casa de un vecino.

Al principio, sus progenitores se resistieron a creer al niño, que insistía incluso en que en aquella vida se llamaba Teep, porque no querían enfrentarse al mal “karma”, las retribuciones o castigos que cada uno recibe por las buenas y malas acciones.

“Para probar si Nopporn era la reencarnación de Teep, lo llevamos al médico. Entonces, descubrimos que tenía tres marcas en los mismos lugares donde el disparo había entrado y salido en la mandíbula y la cabeza”, explicó a Efe su madre, Po Jairaew.

El pequeño, que no quiso contar quién había matado a Teep, visitó finalmente a sus padres de su anterior vida, unos ancianos con canas que vivían cerca y que lo recibieron como si fuera su propio hijo.

La historia de Nopporn, que ahora tiene 22 años, fue acogida con absoluta normalidad en Khao Takro, una pequeña aldea ubicada entre campos de arroz en provincia tailandesa de Nakhon Sawan, cerca de 250 kilómetros al norte de Bangkok.

En 2006, otro vecino llamado Monkhol Jaikaew falleció a causa de un rayo cuando realizaba sus labores en el campo y, en el funeral, sus familiares le hicieron una marca en la frente y el pecho para poder reconocerlo en caso de que renaciese.

Unos años más tarde, los padres del campesino fulminado por el rayo recibieron la visita de una madre con su hijo, Bom, quien aseguraba ser la versión renacida de Monkhol.

“Me paraba por la calle y me invitaba a comer y me preguntó por los perros que tenía antes de morir”, relata a Efe sin ocultar su satisfacción Arun Jaikaew, el padre de Monkhol.

“Recordar las vidas pasada es algo normal”, afirma el progenitor, sosteniendo el retrato de su vástago fallecido frente a su hogar, un humilde chamizo de madera con un pequeño huerto donde corretean los polluelos.

Arun y su esposa, actualmente enferma, se consideran afortunados por poder volver a ver a su hijo, aunque fuera renacido en un niño de seis años, los que tiene ahora Bom.

Según los lugareños, estos niños sólo rememoran sus vidas pasadas hasta los siete u ocho años por lo general y, después, van perdiendo los recuerdos hasta que los olvidan por completo.

Así le ocurrió a Moowan, que en sus primeros años de vida se reveló a su vecina como su abuela renacida y le contó detalles personales sobre su pariente fallecida, como dónde guardaba sus vestidos y hasta detalles de sus propiedades.

Moowan, que actualmente tiene cerca de 7 años, ya no recuerda con claridad su supuesta vida pretérita, aunque mantiene una relación muy estrecha con la familia de su vecina, a los que visita regularmente y considera su segundo hogar.

Su caso llegó a salir en programas de la televisión nacional e incluso en un libro sobre los numerosos casos de renacimientos en la aldea.

Los budistas prefieren decir “renacer” a “reencarnarse”, ya que no creen en el alma.

La afluencia de casos de niños que alegan recordar sus vidas pasadas en Tailandia atrajo entre los años 1970 y 1980 a un psiquiatra estadounidense, Ian Stevenson, quien recorrió en varias ocasiones el país para catalogar testimonios.

El psiquiatra, que murió en Estados Unidos en 2007, recabó cerca de 3.000 supuestos casos de renacimientos en varios continentes y dedicó un libro a los casos que había documentado en Tailandia y Birmania: “Twelve Cases in Thailand and Burma”.

Stevenson, que con sólo 38 años llegó a ser el responsable del Departamento de Psiquiatría de la Universidad de Virginia (Estados Unidos), consideraba la reencarnación o renacimiento como la “explicación más plausible” de muchos de los casos que estudió.

En su opinión, muchos problemas fisiológicos tenían su explicación en las vidas pasadas, como la fobia al agua de las personas que, en su vida pasada, murieron ahogadas.

El psiquiatra se topó con el escepticismo y el rechazo de muchos de sus colegas, pero su tenacidad y una donación del inventor de la fotocopiadora, Chester Carlson, le permitió crear en 1967 la División de Estudios Perceptivos en la Universidad de Virginia, quizá el primer departamento de parapsicología en el mundo.

Un año antes de su muerte, Stevenson escribió un artículo titulado “Media carrera con lo paranormal” en la que instó a sus colegas a seguir investigando este campo sin importar las incomprensiones que -precisó- también padecieron en su día científicos como Galileo, Wegener o Jenner.

Fuente: Reportaje de Gaspar Ruiz-Canela en EFE

 

Kumaré: el documental sobre un joven que se hace pasar por gurú y funda una secta

Algunos segmentos de la New Age van a sufrir un shock con este documental en el que un joven norteamericano de origen hindú se disfraza de gurú y crea su propia secta. Aunque hay algunos fragmentos discutibles, sin duda que este documental se puede calificar de IMPRESCINDIBLE porque, por fin, desenmascara el mundo de la ilusión en el que viven muchos “supuestos despiertos sin ego”. Está hablado en inglés y subtitulado en portugués, pero se entiende bastante bien. (Gracias a Rafapal por permitirnos compartirlo aquí).

O’Reilly, culpable de abusos sexuales: la estrepitosa caída del cura favorito de la elite chilena

cura O'Reilly

La lectura del veredicto en su contra se llevó a cabo en una concurrida audiencia que escuchó un pormenorizado y crudo relato de cómo el ex vocero de los Legionarios de Cristo cometió los delitos. La decisión de los jueces significa también una dura derrota para el abogado Luis Hermosilla, socio y amigo personal del ex ministro del Interior Andrés Chadwick, y abogado de la UDI por el asesinato del senador Jaime Guzmán.

El Tercer Tribunal Oral en lo Penal de Santiago declaró al sacerdote John O’Reilly culpable del delito de abuso sexual reiterado contra una ex alumna del Colegio Cumbres de Las Condes, donde ejerció como asesor espiritual entre los años 2007 y 2011.

Sin embargo, fue absuelto de los delitos que se le imputaban por el caso de la hermana mayor de la víctima, también alumna del exclusivo establecimiento de la comuna de Las Condes.

Así lo establece el veredico del juicio oral que enfrentó el ex vocero de la congregación de los Legionarios de Cristo y que culminó el martes último. La lectura del veredicto se llevó  a cabo en el Centro de Justicia, durante una concurrida audiencia que escuchó un pormenorizado y crudo relato de cómo el imputado cometía los abusos contra su víctima de iniciales “J.P.H.M.”.

La sentencia se dará a conocer a las 16:00 horas del martes 11 de noviembre y la Fiscalía Oriente solicitó que O’Reilly sea condenado a 10 años de presidio mayor en su grado medio.

Abogado anuncia que pedirá nulidad

La decisión de los jueces es una dura derrota para el abogado Luis Hermosilla, socio y amigo personal del ex ministro del Interior Andrés Chadwick y abogado de la UDI por el caso del asesinato del senador Jaime Guzmán.

El profesional tiene una lista de clientes y trayectoria que han hecho que muchos en la derecha lo veneren como jurista, aunque al mismo tiempo cuenta con férreos detractores en el mundo judicial y en la izquierda.

A la salida de la audiencia pasado el mediodía, Hermosilla se mostró tranquilo por el hecho de que los jueces absolvieran por unanimidad a O’Reilly en el caso de una menor y en votación dividida lo declararan culpable por los abusos cometidos contra la hermana de la niña. A su juicio, la circunstancia de que se trate de dos testimonios iguales despejan el camino para que la defensa pida la nulidad de la sentencia que se conocerá en un mes.

“Es una resolución importante que tomamos con mucha tranquilidad. Nos parece que precisamente refleja todos los puntos que nosotros hemos desarrollado cuando el propio tribunal, habiendo dos relatos exactamente iguales, en un caso se desestima el cargo y se decreta la absolución del padre John O’Reilly; y en el otro caso, de tres jueces, hay un juez, la presidenta del tribunal, que votó por su absolución también. Es decir, de seis expresiones de voto, obtuvimos cuatro. Simplemente queda el voto de mayoría en el caso de la menor “J”, en el cual, a nuestro juicio, tenemos que esperar el razonamiento que haga la mayoría en la sentencia que se entregará el 11 de noviembre, respecto de la cual nosotros lo estudiaremos, tenemos 10 días a partir de esa fecha para estudiarlo y muy probablemente recurriremos de nulidad, porque efectivamente aquí está todo dado para eso”.

Hermosilla insistió en que “aquí los relatos eran iguales, las historias que se contaron eran iguales. Ahí hay un problema grave de decidir por qué en un caso se cree y por qué en el otro caso no se cree. En segundo lugar, en el mismo veredicto los antecedentes en virtud de los cuales se considera por ahora que hay mérito, de parte de los dos jueces que votaron por la condena, para sancionar al sacerdote O’Reilly, me parece que son absolutamente débiles y que vamos a poder controvertir con claridad en el momento oportuno”.

Finalmente, destacó que el sacerdote conserva la libertad y “todavía se encuentra amparado por la presunción de inocencia” y cuestionó que el Ministerio Público esté haciendo “un desmedido e inusual esfuerzo por obtener su resultado, gastando cifras millonarias para esos efectos. Nosotros entendemos que en un caso de esta complejidad, a veces los resultados no se obtienen, como diría alguien joven, ‘de una’. Aquí esto lo vamos a obtener, estoy seguro, en dos pasos”.

cura O'Reilly2

Impacto en la elite

Sin duda que el veredicto conocido este miércoles causó impacto en la elite, misma que había convertido a O’Reilly en su cura favorito.

De hecho, como lo detalló El Mostrador cuando estalló el escándalo, el cura no ocultaba su cercanía con grandes empresarios, como el caso del fallecido Guillermo Luksic. “Feliz de ser amigo de personas maravillosas, que rezan el rosario, tienen sus misas los domingos y son muy generosos con los demás. Ellos pagan impuestos, generan riqueza. Así ayudan a salir a los países de la pobreza”, declaró alguna vez a El Mercurio.

En el Colegio Cumbres, que los Legionarios de Cristo fundaron en 1986, figuran como apoderados los ex ministros Andrés Chadwick, Pablo Longueira y Rodrigo Pérez Mackenna, así como el ex subsecretario de Deportes, Gabriel Ruiz-Tagle; el consejero del Banco Central Sebastián Claro; Federico Valdés, rector de la Universidad del Desarrollo, y el abogado Fernando Barros.

Otros militantes de la UDI que escogieron este establecimiento son el senador Juan Antonio Coloma, y los ex diputados Marcela Cubillos y Rodrigo Álvarez, quien ocupó las subsecretarías de Hacienda y Energía.

También tienen matriculados a sus hijos Pablo Echeverría, socio fundador de Moneda Asset, y Jorge Andrés Saieh, presidente de CorpBanca y miembro de Generación Empresarial, grupo ligado a los Legionarios y que apunta, según su definición, a promover la ética en los negocios. Y Patricia y Magdalena Larraín, las hijas de Patricia Matte, una de las socias de la Papelera.

En tanto, con Eliodoro Matte lo unía una relación aún más estrecha, que se generó a través de Pilar Capdevila, su mujer, fundadora del colegio Teresa de Los Andes, en La Pincoya, al que asesoraba O’Reilly y cuya administración tomó la orden en 2004. El dueño de la Papelera donó como aporte de capital de los Legionarios a la Finis Terrae un terreno de 70 hectáreas en La Dehesa, conocido como el “cerro del medio”, el que, más tarde, fue declarado área verde, lo que crispó los ánimos de los fundadores.

En ese capítulo se hizo evidente la llegada directa de O’Reilly a los hombres de negocios más ricos del país. Por él aceptaron integrar el consejo a nombre de la congregación Agustín Edwards, a quien el sacerdote apoyó durante el secuestro de su hijo Cristián, forjando una relación que mantiene hasta hoy; Juan Obach, ex socio de Iansa y actual dueño de la segunda mayor fabricante de botellas de vidrio del país, y Sergio Cardone, socio minoritario y director de Falabella, además de Luksic y Matte.

Si hay que agregar más nombres a su agenda se completa el PIB: Nicolás Ibáñez (D&S), Juan Eduardo Errázuriz (Sigdo Koppers y hermano del cardenal Francisco Javier), Reinaldo Solari (Falabella), Alfonso Swett (Hush Puppies, Elecmetal e hincha de la Católica, el equipo favorito del sacerdote), Roberto Piriz (brazo derecho del grupo Yaconi-Santa Cruz), Gonzalo Martino (Copeval, CDF, Coppelia) y el fallecido Javier Vial.

La figura más importante de los Legionarios de Cristo en Chile

El sacerdote John O´Reilly, quien fue apartado de sus funciones en el Colegio Cumbres Femenino debido a una querella por presuntos abusos sexuales en su contra, es la figura más importante de los Legionarios de Cristo en Chile.

En el libro “Legionarios de Cristo en Chile: Dios, dinero y poder” hay un capítulo dedicado al sacerdote llamado “El padre John es el padre John”.

En el escrito se explica que quienes conocen al legionario dicen que para entender su carrera se debe saber de su “origen humilde y el cambio que provocó en su estilo de vida el ingreso a la Legión”. El padre de O´Reilly criaba vacas en Navan, un pueblo cercano a Dublín en Irlanda donde nació el sacerdote y su madre era dueña de casa. Era el mayor de ocho hermanos en una familia pobre y muy católica.

En 1966 ingresó al noviciado de la Legión de Cristo en Dublín y años después inició su carrera y viajó a países de Europa para estudiar.

El sacerdote que llegó a Chile en 1985 es conocido por tener de amigos a personas políticos y empresarios como el alcalde de Vitacura, Raúl Torrealba, el ministro de Economía, Pablo Longueira, y el vocero de Gobierno, Andrés Chadwick.

Tras el escándalo por las acusaciones de abusos del fundador de la congregación Marcial Maciel, fueron polémicos los dichos de O´Reilly comparándolo con Jesús.

“Yo lo veo a él como Jesús, que murió en la cruz. Él nos está salvando, nos está ayudando e iluminando”, dijo en esa oportunidad.

Fuentes: elmostrador.cl, publimetro.cl y otros medios de prensa

La historia del niño que hace las tareas arriba de las lápidas del Cementerio General

cementerio-ninyo01

El “General” es como una pequeña ciudad, tiene un lado “lais” y un sector pobre, aunque al final todos terminamos igual. También alberga gente fascinante, como Rodolfito, el pequeño que a sus 6 años no teme ni al cementerio ni a los flaites que andan “vivos” a los movimientos de algún despistado.

“Estación Cementerios”, vocifera la tediosa voz  del Metro dando la señal para bajar. Largas escaleras -que hacen pensar en catacumbas- llevan directamente a la puerta principal delCementerio General de Santiago. Al salir no es difícil imaginarse saliendo de la tierra abriendo la tapa de un ataúd al mejor estilo de un bailarín zombie de Thriller. Eso es justamente a lo que llegas al ingresar al gigante de Recoleta.

El “General” es como una pequeña ciudad. Tiene avenidas, pasajes, señales de tránsito, guardias, comerciantes, caminantes melancólicos y varios curiosos que simplemente van a mirar los apoteósicos mausoleos de los muertos. Esos mismos que cotizaban en una AFP o que estuvieron toda la vida pagándole parte de su sueldo a una Isapre. Y, como buena ciudad chilena, el más tradicional camposanto del país, muestra sin ambages la desigualdad social y los polos ideológicos que aún parten en dos a la ciudadanía.

Muchos ex Presidentes, senadores, artistas de renombre y personajes de la elite están sepultados en gigantescas obras de granito adornadas con ángeles matando demonios, vírgenes mirando al cielo o figuras arquitectónicas difíciles de entender si no se es experto en arte. Una gigantesca escultura blanca donde se encuentra el cuerpo  del Presidente Salvador Allende está a sólo 100 metros de distancia de una rebuscada frase patria que adorna el sepulcro de  Jaime Guzmán, por ejemplo.

Ambos hombres claves en la historia contemporánea chilena, se encuentran en el lado más imponente del cementerio, junto a Frei padre, Pedro Aguirre Cerda y algunos poetas y gente de mundo con apellido UDI, que pocos conocen.

Es el lado iluminado del camposanto. Ahí el pasto está impecablemente cortado y los plátanos orientales no dan alergia, sino que una agradable sombra que desfigura los relieves de las onerosas tumbas. Es la entrada principal y más linda del cementerio donde grises esculturas saludan a los visitantes. Cruzando el verde umbral de los nichos cuicos, se encuentran los muertos de la plebe que sólo pudieron pagar dos metros de largo por medio de ancho para descansar eternamente.

EL LADO DE LOS BLOCKS
La fracción pobre del General debe ser cercana al  80% de la superficie del recinto y un 95% en cantidad de difuntos. En este lugar pasan cosas fascinantes. Hombres viejos almuerzan solos con una mesa puesta  para dos frente a los nichos de sus señoras. Algunos pasteros andan “vivos” a los movimientos de cualquier turista despistado para poder “cogotearlos” y robarles el iphone o una mega cámara. Un piño de la Garra Blanca llora la muerte de uno de los suyos, cerquita de diversas señoras que venden Frunas de piña o de limón bien heladas, mientras sus niños estudian o más bien pasan el tiempo acostados arriba de tumbas de desconocidos.

cementerio-ninyo03

Rodolfito es uno de esos cabros chicos. Sus abuelos trabajan en el General  hace más de tres décadas. Lo traen desde que nació, en 2008. A sus 6 años, asegura no tenerle miedo al cementerio ni a los flaites que a veces vienen a molestar a su abuela.

“Yo sólo paso el rato acá con mis abuelos después del colegio”, dice con una sonrisa de oreja a oreja.  El puesto de Rodolfito se encuentra en uno de los sectores más populares del lugar. A unos metros más allá del negocio de sus tatas están las escuálidas y a mal traer tumbas de Víctor Jara y Miguel Enríquez, ambos asesinados por la dictadura de Pinochet.

“Vamos yo te llevo a la tumba de Miguel Enríquez, está acá al ladito”, me indica Rodolfito que me pide la cámara fotográfica. El niño conoce de memoria cada calle, nicho y muerto insigne de su sector en el cementerio. Él ha pasado buena parte de sus 6 años rodeado de muertos y sus apenados deudos.

Rodolfo parece un niño normal. Va en primero básico, anda con los mocos colgando, le gusta la U y su jugador favorito es Cristiano Ronaldo. Sin embargo, al interactuar, su mirada fría y melancólica  indica que algo no está bien. No es su falta de miedo, lo extraño son ese par de ojos indescifrables que sólo el cementerio entiende.

“Ni de noche me da susto el cementerio, a los fantasmas les gusta el día”, afirma mientras le saca con mi cámara una foto a un auto enchulado.

Pero no sólo Rodolfito está en el sector pobre del cementerio. La mayoría de los cuerpos de los ejecutados políticos se encuentra en lado. En el lugar escogido para sepultar a los asesinados por la dictadura siempre hay una mujer. Una esposa, una madre, una hermana o una hija, que  visita la tumba de sus muertos, la que cuida con uñas y dientes: “No vengas a sacar fotos acá, déjalos descansar”, grita una señora a la orilla de las tumbas de los ejecutados. Y tiene razón, quién es uno para entrometerse.

En el sector más popular existe un grupo de edificios parecidos a los blocks donde se encuentran esparcidos, en cuatro pisos, una gran cantidad de difuntos con sus respectivas lápidas. En ese lugar, infinitas escaleras columnas y olor a flores secas se siente de manera particular. Muy pocos visitantes merodean por entre los nichos. A pesar de la poca afluencia de visitantes, una pareja de unos 60 años almuerza puré con mechada frente al nicho de quién sabe quién.

Ni una palabra falta o sobra en este lugar, no son  necesarias. La escena lúgubre se desarrolla con total naturalidad, como si la pareja almorzara en el living de su casa con su hija que jamás murió o simplemente estuvieran viendo el estelar junto a todos sus “pollitos” que ya no están.

POLVO ERES…
A pesar de morir y ser sepultado en el lado “lais” del cementerio o que te echen tierra encima mientras te consigues un ataúd del Hogar de Cristo; que guardias en bicicleta vigilen a que no roben tus cerraduras de bronce o que nadie llene de multicolores plantas el florero de tu fría tumba, todos terminamos igual.

Así fluye el espacio entre la vida y la muerte. Y si bien dimensionar lo que hay cuando  dejamos de existir no es algo que hagamos muy a menudo estar en esta pequeña ciudad de muertos te recuerda que a pesar de tener mucho o poco, de estar acompañado o solo, dejando un cuerpo bello o abominable. Todos terminamos igual, pues polvo eres y al polvo  volverás.

Fuente: Reportaje de Sebastián Palma en lanacion.cl

El hijo de Gervasio se querella contra los presuntos autores de la muerte de su padre: la acción judicial identifica e involucra a ex agentes del Estado

Aguamarine ya lo reveló en 2012

En el programa de ‘Mentiras Verdaderas’ (La Red) del 02 de mayo de 2012, dirigido y presentado por el periodista Víctor Gutiérrez, la maga blanca Aguamarine y el parapsicólogo Josep Riera de Santantoni  participaron, junto al psicólogo Sergio Schilling y la vidente Carmen Cancino, hablando sobre las teorías del fin del mundo, las polémicas hermanas Peña y los muchos interrogantes que dejó la extraña muerte del cantante Gervasio, todavía no resueltos. En relación a este último tema, Aguamarine y Josep fueron muy claros al indicar que Gervasio no se había suicidado y, especialmente la maga blanca, fue muy precisa al revelar determinados aspectos y a la hora de proporcionar detalles hasta entonces inéditos sobre las circunstancias de su asesinato y quiénes habrían sido los presuntos responsables; revelaciones que posteriormente se han ido confirmando una tras otra. El tema de Gervasio inicia en el minuto 32:10 del programa, que ofrecemos aquí completo.

—————————————————————————————————

A través de una nota exhibida en Chilevisión quedó al descubierto que el hijo de Gervasio interpuso una querella criminal en tribunales. Por primera vez, la querella está interpuesta hacia los presuntos autores materiales del presunto homicidio.

Leandro Viera, hijo del cantante, continúa la lucha y la investigación apunta sobre  antecedentes concretos sobre las personas que resultarían responsables de la muerte de  Gervasio hace ya 24 años.

El investigador contratado Jaime Brieba afirma que no pudo haber sido un homicidio y por primera vez las evidencias apuntan a los culpables. Según los antecedentes que se manejan, el cantante pudo haber sido asesinado por no querer participar en la campaña del “Sí”.

La muerte de Gervasio ocurrió el 28 de octubre de 1990 en una sector rural del kilómetro 42 de la ruta entre Santiago y San Antonio.

La acción judicial patrocinada por el abogado Rubén Jerez busca procesar a dos ex agentes de seguridad del Estado que aparecen identificados, luego de que en noviembre del año pasado la Corte de Apelaciones de San Miguel reabriera la causa.

El documento establece que ambos agentes requeridos viven en Santiago y que uno de ellos estaría directamente involucrado  en la muerte del ex ministro de Salvador Allende, José Tohá, ocurrida en 1974, y que el móvil del asesinato sería la negativa del cantante de participar en la campaña del “Sí”, para el plebiscito de 1988.

“Los antecedentes nos indican, a través de testigos, de que él recibió un montón de llamadas de que tenía que alejarse de toda actividad política y una prueba que también es consustancial es que el sitio en que lo matan o en que su cuerpo está en sus últimas horas, donde lo cuelgan, se alteró”, explicó el abogado Jerez.

“Entonces, ahí hubo una cooperación bastante eficaz, tanto de la policía como de otros agentes del Estado para que se cometiera este crimen y se encubriera en el tiempo”, añadió el profesional.

Por su parte, Viera reconoció que “hay un círculo para mí que no se cierra si no se llega a una verdad, creo que mi padre lo merece y que todo un pueblo lo merece, y hoy,  gracias a que tenemos la posibilidad de tener criminalistas de manera particular y la posibilidad de tener tecnología, se nos da la posibilidad de poder llegar a las verdades”.

Perito descartó tesis de suicidio
El escrito, además, solicita la declaración de nuevos testigos que verifiquen los nombres de las personas individualizadas,  el interrogatorio a ambos sujetos y la entrevista al criminalista Jaime Brieba, perito que concluyó que el intérprete no pudo ejecutar por sí mismo una acción para atentar contra su vida, como resolvió el Primer Juzgado del Crimen de Talagante.

“Desde un principio se trató siempre de encubrir. Dimos a conocer que este caso no fue un suicidio, fue un homicidio de acuerdo a los peritajes que hice. A posterior, en esta investigación llegamos a la conclusión de las personas que fueron, se identificaron y eran personeros del Estado de esa época”, manifestó el propio Brieba.

La acción judicial fue presentada ante el ministro Mario Carroza, debido a que según los querellantes la muerte del uruguayo fue provocada por funcionarios del Estado, por lo que correspondería a un crimen de lesa humanidad, los cuales son investigados  con dedicación exclusiva por el magistrado.

Fuentes: Cooperativa.cl, Chilevision y Publimetro